ECRP

Facebook

Enviar comentarios
a la Editora de ECRP.

          
Share View this page in English
Vol. 3 No. 2

El aprendizaje con propósito. Un estudio del agua

Becky Dixon
Escuela Primaria Clear Creek, Bloomington (Indiana)

Sinopsis

En el presente artículo se describe un proyecto acerca del agua, emprendido por una clase de kindergarten. Primero se presenta una lista de criterios utilizados para evaluar los méritos de un tema de posible estudio.  A continuación se tratan los orígenes del proyecto del agua, los trabajos preliminares de las maestras, la formación de grupos que se proponían explorar aspectos específicos del agua y los resultados del trabajo de cada grupo. Se describe la función de la maestra en la provisión de actividades dirigidas por la maestra y destinadas a complementar el trabajo del proyecto. También se examina la manera en que las actividades emprendidas durante el proyecto satisficieron las normas estatales y locales.

Introducción

Mi estilo pedagógico se ha visto influenciado profundamente por las obras de Lilian Katz y Sylvia Chard y el planteamiento de Reggio Emilia hacia la educación preescolar. En mi clase de kindergarten, he observado cierta evidencia que el aprendizaje y el crecimiento en todas las áreas se mejoran grandemente mediante el proceso de estudiar o trabajar en proyectos. Al integrar el aprendizaje del currículo a un tema de estudio, no solo se ayuda a los niños a formar conexiones fuertes y relevantes con la indagación de la vida real, sino también se infunde un sentido de comunidad, democracia y poder al grupo y a cada niño individual que participa en el proceso. Yo tengo un papel de facilitar y guiar el proceso; ayudar el desarrollo de la investigación; recoger y disponer recursos, incluyendo planificar excursiones y hacer los arreglos para visitas de discursantes invitados; y evaluar de forma reflexiva el desarrollo del proyecto y las experiencias de los niños.

Como maestra en una escuela pública, estoy muy al tanto de mi responsabilidad de incorporar las normas del distrito y del estado a las experiencias de los niños. También creo que como maestra de la clase, tengo la responsabilidad de ofrecerles a mis alumnos abundantes oportunidades de experimentar actividades que tengan propósito y adelanten su crecimiento y desarrollo en todas las áreas. Mi objetivo es entretejer el aprendizaje de estas habilidades en la totalidad de las exploraciones naturalistas de los niños pequeños. El enfoque de nuestro aprendizaje abarca mucho más que dominar un conjunto de habilidades. A mi parecer, para determinar el valor de un tema de estudio, se satisfacen los criterios principales si el tema aporta oportunidades de hacer lo siguiente:

Se examinarán en más detalle dichos criterios a medida que describimos nuestro estudio del agua.

El proyecto emerge

A la Escuela Primaria Clear Creek asisten aproximadamente 550 niños. En la cuidad de Bloomington se halla el sitio principal de la Universidad Indiana. Nuestra escuela está ubicada en las afueras de la ciudad hacia el sur, y a ella asisten niños de una amplia variedad de familias. Algunas residen en esta ciudad gracias a la universidad y otras residen en zonas rurales. Comúnmente hay cuatro clases de kindergarten de medio día, divididas entre dos maestras. Al momento de este proyecto mi clase matutina de kindergarten estaba integrada por 18 niños y la vespertina, por 16. Me ayudaba una maestra estudiante de día completo durante ocho semanas de nuestro proyecto, desde enero hasta marzo. Una ayudante también acompañaba cada día a un niño de necesidades especiales en mi clase vespertina. Nuestro equipo de instrucción también incluía a unas madres que maravillosamente se ofrecían como voluntarias, y a otras estudiantes universitarias que cursaban su proyecto de práctica.

Nuestro estudio del agua empezó en diciembre. Habíamos completado un proyecto largo acerca de las Olimpiadas durante septiembre y octubre. En noviembre inicié un estudio sobre “El cielo”, una de las unidades de nuestra serie de ciencias. Me preguntaba si los niños de kindergarten podían captar el sentido de la naturaleza abstracta de cosas tan distantes, pero esperaba que de algún modo pudieran relacionarse con el tema. Después de todo, el cielo forma una parte de su mundo visual. Ciertamente entienden conceptos como la noche y el día y les interesan las nubes, las tormentas, la luna y el sol. Habíamos gozado de leer cuentos exagerados populares (tall tales en inglés) y cuentos folclóricos de los Estados Unidos. De allí comenzamos a leer algunos cuentos de los amerindios sobre las estrellas y los personajes y cuentos que estas representaban en dichas culturas. Creamos imágenes de constelaciones punzando hojas de papel e hicimos constelaciones en una caja y en nuestro juguete Lite Brite. Miramos por telescopios y gozamos de ver cosas lejanas. Unos cuantos niños gozaban de estas actividades y seguían explorándolas. Otros perdieron rápidamente el interés en el proyecto. Tal vez mi propia motivación y energías menguaran. Pero nos rescató una semana de temperaturas bajas y mucha nieve en diciembre.

Nuestro proyecto del cielo parecía que apenas había comenzado cuando una gran tormenta de nieve llegó dos semanas antes de las vacaciones invernales. Inmediatamente dejamos de enfocarnos en las estrellas a favor de la nieve. Llevamos adentro un poco de nieve, jugamos con ella y la miramos derretirse. La mezclamos con tintas diferentes y medimos su temperatura. Cuando nevó otra vez, miramos los copos de nieve en papel negra. Se hicieron muchas preguntas entusiastas sobre la nieve y el agua que produjo al derretirse. ¿De dónde venía la nieve?  ¿Adónde iba al derretirse?  ¿Por qué hacía el sol que la nieve se derritiera más rápido?  ¿Cómo se secaba el cemento de la acera si esta no absorbe la nieve que se derrite? Estas son unas pocas entre muchas preguntas. Repasé los criterios para temas de estudio, y me pareció que para los niños pequeños de mi clase valdría la pena estudiar el agua. Este tema tenía los elementos más importantes: el interés, el entusiasmo y la relevancia. También ofrecía muchas oportunidades de aprender por la experiencia en todas las áreas del currículo.

Trabajos preliminares

En enero, después de las vacaciones invernales llegó la maestra estudiante, Jean Salamon, y entonces emprendimos en serio el trabajo del proyecto. En preparación para el estudio, organizamos grupos o ‘comités’ en torno a nuestros temas principales, centrados en las preguntas de los niños. Recogimos muchos recursos, entre ellos libros con y sin ficción, fotografías del agua, grabaciones en casete de los sonidos del agua, y vídeos acerca de masas de agua y fenómenos climáticos asociados al agua. Hicimos una lluvia de ideas para formar nuestra propia lista de actividades posibles que incorporaban el aprendizaje en áreas principales como el lenguaje, la matemática y la ciencia, además de la motricidad y el movimiento, la expresión artística y la música. Discutimos las maneras de trabajar en el estudio como comunidad, como una clase y en grupos pequeños. Hablamos de la logística y la programación del trabajo en relación con el horario diario de la clase. A Jean y a mí nos pareció que estos trabajos preliminares resultaron cruciales para el éxito del estudio. La formación de los grupos de estudio nos impulsó a hacer la red de conceptos de nuestro proyecto. Las preguntas de los niños sobre el agua parecían caer en cuatro categorías distintas, y así nos parecía conveniente que hubiera cuatro grupos o ‘comités’. Los comités se dedicarían a estudiar los siguientes temas: (1) ¿De dónde viene el agua? (2) ¿Adónde va el agua? (3) ¿Qué puede hacer el agua? (4) ¿Cómo apoya el agua la vida? Esta última pregunta emergió de un interés anterior en las criaturas que viven en el agua, tema que no se había explorado a fondo. Los niños escogieron cada uno el comité que más le interesaba después de escuchar descripciones de las posibles actividades de cada grupo. Comenzamos a hacer una red de conceptos sobre el agua apuntando “Agua” al centro y las cuatro preguntas grupales en derredor. ¡Nuestro estudio ya estaba en marcha!

Los comités comienzan su trabajo

Los comités tenían ansias de poner manos a la obra. Al principio de cada día en nuestra reunión de toda la clase, reflexionamos sobre nuestros progresos y discutimos los planes del día para el trabajo en nuestro proyecto. Los adultos normalmente nos reuníamos con dos comités cada día durante el tiempo de elección libre. Esta estrategia parecía servirnos mejor. Las reuniones al principio duraban entre 15 y 20 minutos, así que los niños tenían bastante tiempo de elección libre. Los niños decidieron que este tiempo era importante para todos. Nuestro trabajo en el proyecto se llevaba a cabo principalmente mediante reuniones de grupos pequeños, mientras que otros niños desarrollaban actividades individualmente escogidas. En ciertos días, especialmente al principio y al final del proyecto, se planificaron actividades de toda la clase relacionadas con el estudio.

A medida que la red de conceptos empezó a formularse y las actividades cobraron forma, cada grupo fue a la biblioteca para hallar recursos. Cada uno de los cuatro comités se reunió con un adulto para hacer una lluvia de ideas acerca de posibles actividades, hacer listas de recursos y dibujar planes según era necesario. La documentación del proyecto, realizada por las maestras y por los niños, formaba una parte importante del proceso. Guardamos copias de nuestros apuntes, listas y planes en carpetas de los comités a lo largo del estudio, y estos más tarde se incorporaron a nuestro tablero de documentos y el libro final del proyecto. Cada comité tenía un enfoque distinto y por consiguiente, escogía actividades y experimentos muy variados para ayudar a la clase a aprender y hallar respuestas a nuestras preguntas acerca del agua. Cada comité estaba encargado de investigar el agua en relación con la propia pregunta de estudio, hacer experimentos mediante varias actividades a fin de demostrar los principios aprendidos, y luego implementar actividades con el resto de la clase para enseñarles dichos principios a los condiscípulos. Algunos comités escogieron una actividad principal, mientras que otros escogieron varias actividades apropiadas a su tema. Una parte importante del proceso era la documentación de los trabajos de los niños en su realización de estos pasos. La documentación constaba de dibujos, diagramas, escrituras, fotografías y modelos, y fue implementada mayormente por los niños con el apoyo de los adultos.figura La red de conceptos sobre el agua.

El trabajo de los cuatro comités

Comité 1. ¿De dónde viene el agua?

Este grupo trató nuestra pregunta sobre la nieve que caía del cielo. La clase quería entender más sobre la precipitación. Los adultos hallamos algunos libros maravillosos destinados a niños pequeños, acerca de proyectos y experimentos relacionados con el tema del agua. Señalamos las páginas sobre la evaporación y el ciclo del agua para este comité. Los niños escogieron un experimento sobre la evaporación con una actividad denominada “lluvia en una bolsa”. Durante una semana construyeron prototipos de la actividad de lluvia para ponerlos a prueba. Los integrantes del comité hicieron una presentación ante toda la clase en que arreglaron los aparatos del experimento. Durante la Semana 3 arreglaron un centro durante el tiempo de elección libre para que todos pudieran venir y hacer su propia lluvia en una bolsa. Los niños y los adultos sacaron fotos para documentar el trabajo del comité y de la clase. Durante las reuniones de toda la clase, los comités explicaron sus descubrimientos, sus progresos y las maneras en que querían que toda la clase participara.

figura figuraLos niños documentaron lo que habían aprendido sobre el ciclo del agua.

figura El Comité 1 presentó la actividad de “lluvia en una bolsa”.

Comité 2. ¿Adónde va el agua?

Los niños quedaron fascinados al mirar una vieja película clásica acerca de un niño que construye una pequeña canoa de madera y la pone a flotar en un arroyo en la ladera de una montaña, con la esperanza que la canoa llegue hasta el mar. Los niños hicieron dibujos en sus diarios mientras miraban la película, apuntando obstáculos y otras cosas que la canoa encontró de camino al mar y haciendo un mapa del viaje desde un arroyo pequeño hasta un río, luego a un lago y finalmente al mar. Más tarde la clase dio un paseo al lado de un arroyo que atraviesa el recinto de nuestra escuela. Los niños se sentaron sobre el puente para dibujar el lecho del arroyo y cosas que se hallaban por las orillas. El comité decidió hacer un gran modelo del lecho de un río para demostrar el viaje posible de un bote desde la ladera de una montaña hasta el mar. Hicieron planes y mapas iniciales en papel. Con arcilla y pasta para moldear, construyeron una montaña y el lecho de un río en nuestro arenal. Una bandeja de plástico sirvió de la gran masa de agua al final del viaje. Los niños examinaron fotografías y libros y utilizaron su propio conocimiento de masas de agua para agregar accesorios como arena, conchas de mar y árboles. También querían construir un puente que atravesaba el río angosto, lo cual les interesó a los integrantes entusiastas de la ingeniería. Finalmente hicieron un pequeño bote de arcilla para emprender el viaje desde la montaña hasta el mar. Habían invitado a otros a ayudar con la construcción. La culminación de su trabajo fue el lanzamiento del bote, realizado por la clase entera. Resultó que se necesitaba una semana de modificaciones para allanar el viaje del bote.

figurafigura El Comité 2 decidió hacer un modelo de un lecho de río para demostrar el viaje de un bote que iba desde la cima de una montaña hasta el mar.

figura Los niños hicieron planes de su modelo en papel y utilizaron arcilla para hacer la montaña, además de una bandeja de plástico que sirvió para contener el agua.

Comité 3. ¿Qué puede hacer el agua?

¡Este tema era muy amplio! Resultó necesario que los adultos ayudaran a orientar los trabajos de este grupo. Los niños buscaban las respuestas a preguntas acerca de las formas cambiantes del agua y el efecto de ella en otras cosas. Mientras leíamos los libros de recursos, los niños también se preguntaron cómo el agua puede cambiar la apariencia o el sonido de las cosas. También queríamos que exploraran otras propiedades del agua: por ejemplo, el agua tiene peso, puede cambiar de forma, ocupa el espacio. El comité escogió varias actividades experimentales para demostrarlas ante la clase. Como con todos los comités, realizamos los experimentos con este comité antes de presentar la actividad a toda la clase. El grupo realizó en la mesa de agua exploraciones de cosas que flotan y que se hunden. Examinamos varios materiales que servirían bien para hacer un bote, y luego los pusimos a prueba. Los niños hicieron una lente de lupa con agua y dispusieron un tanque de refracción en el área de ciencias. En la mesa de agua, arreglaron tubos de metal para golpearlos y hacer experimentos con el agua y los sonidos. También llenaron varias jarras con diferentes cantidades de agua para que hicieran varios tonos musicales. Durante la última semana del proyecto este comité implementó un experimento para demostrar el agua y la fuerza. Ante toda la clase, demostraron un experimento de mezclar varias sustancias con el agua. En este experimento, que se denominaba el “volcán de agua”, una botella destapada de agua caliente y coloreada se sumergió en un depósito de agua fría. Los niños hicieron dibujos en sus diarios mientras observaban el experimento. También demostraron la disolución de sal y de otras sustancias en el agua. Este comité nunca cansó de sus labores, y los demás niños de la clase visitaban de muy buena gana sus exhibiciones interactivas y fascinantes.

figurafiguraEl Comité 3 hizo una lente de lupa con agua y dispuso un tanque de refracción en el área de ciencias.

Texto: Yo veo el tamaño de mis manos

figura figuraLos niños arreglaron jarras musicales llenándolas con agua y dispusieron tubos de metal para golpearlos y hacer experimentos con el agua y los sonidos.figurafigura Los niños también hicieron demostraciones del agua y la fuerza. Mientras escuchaban grabaciones del sonido de corrientes de agua, los niños documentaron maneras de utilizar los cinco sentidos al explorar el agua.

Comité 4. ¿Cómo apoya el agua la vida?

Este comité atrajo a los niños aficionados a la naturaleza. ¡Querían unas mascotas nuevas para la clase! Los niños rebuscaron libros acerca de animales que viven en el agua y discutieron lo que sabían sobre cosas vivas que podíamos introducir al aula. En retrospectiva, veo que una visita a una tienda de mascotas, o una visita a la clase de una persona que trabajara en una tal tienda, hubiera sido provechosa. Mediante su lectura, los niños aprendieron que algunos animales, como las tortugas, podían ser portadores de enfermedades y no serían apropiados para traer al aula.

Se hicieron listas de posibles criaturas y los niños escogieron dos: un langostino y una rana. Se compraron estas criaturas, y los niños trabajaron para preparar sus hábitats y siguieron cuidándolos. Compartieron con las demás sus conocimientos sobre la dependencia de las criaturas en el agua, además de otros datos. Como parte de su proyecto, también recogieron agua de varios sitios, los hábitats de nuestras criaturas, un arroyo local y el estanque de un jardín.figura Un integrante del Comité 4 dibujó la vivienda de nuestra rana.

Texto: Plantas
Rocas
Agua
La casa de nuestra rana

Los integrantes del comité arreglaron una actividad de aprendizaje e invitaron a otros niños a mirar gotas de agua bajo microscopios para buscar cosas vivientes y sin vida. La maestra estudiante y yo también queríamos conectar el agua con la vida humana, por lo que extendimos los intereses del grupo presentando un vídeo de ciencias sobre el uso del agua y la conservación. Los niños quedaron asombrados al ver una demostración visual de la cantidad de agua que una persona usa al día: ¡más de 100 galones (378 litros)! Durante una discusión de toda la clase, los niños decidieron que querían ver si podían recoger 100 botellas de plástico del tamaño de un galón, como habían observado en el vídeo, para ver qué tan grande verdaderamente era esta cantidad. A medida que los niños iban trayendo botellas de plástico de sus casas, yo las colgaba del techo de nuestra aula en grupos de 10. También los fascinó el tema de cómo el agua llega desde las masas de agua hasta nuestras casas. Miramos el vídeo de la serie “Magic School Bus” (El autobús mágico) sobre las instalaciones del agua, y utilizamos cajas y nuestra gran colección de tubos de plástico para traer agua a nuestras “casas”. También hubiera resultado provechosa una excursión a los servicios públicos de agua de nuestra ciudad, o una visita de un plomero.

figura figuraLos niños usaron microscopios para buscar cosas vivientes y no vivientes en el agua del estanque.

Un grupo de intereses: Nuestro mundo de agua

Mientras tanto, la red del proyecto dio otro giro. En nuestra clase hay muchos niños que sacan mucho provecho cada día del movimiento, los juegos de fantasía y la motricidad gruesa. Un grupo pequeño de niños decidió convertir nuestra área de la casita en un mundo de agua. Los niños que se sentían interesados en esto hicieron una lista de cosas a incluir. Habíamos leído unos libros maravillosos sobre varios tipos de barcos, y un alumno había viajado en un crucero durante las vacaciones. Este niño trajo a la clase folletos y fotografías de su viaje. Algunos padres de familia que habían viajado en barcos también trajeron artefactos al aula. Las maestras contribuimos cuatro cajas grandes, un ancla, chalecos salvavidas y una cortina de ducha estampida con una escena subacuática para poner en el piso; los niños siguieron adelante con crear lo demás. En el área de artes, nuestros artistas dibujaron criaturas acuáticas y estrellas, las cuales se colgaron de una red encima que servía del ‘cielo’. Dibujaron portillas en nuestros barcos e hicieron cañas para pescar la cena. Hicieron pinturas murales de paisajes acuáticos y pintaron carteles y dibujos de islas tropicales. Utilizaron bobinas de hilo de coser para hacer catalejos y gritaban “¡Land ho!” (¡Tierra firme!). Cantaron canciones de piratas y tocaron música de «La Sirenita» y otras melodías relacionadas con el agua mientras creaban cosas y jugaban. Junto con los folletos del viaje en crucero, las maestras agregamos libros acerca de los viajes y la exploración en el pasado y el presente. Se agregaron brújulas y mapas reales, con los que los niños podían seguir y registrar sus viajes. Las estrellas también ayudaron en nuestras navegaciones. Los tubos de plomería también se incorporaron de modo que había agua fluyente y excusados funcionales en los barcos. Los niños utilizaron papel para hacer cajas de tesoros, con joyas elaboradas a mano, las cuales escondían con alegría. Unos cuantos niños varones luego hicieron mapas de tesoros en la mesa de escritura, con pistas para hallar el tesoro en el mundo de agua.

figura figura figuraUn grupo de niños convirtió nuestra área de la casita en un mundo de agua. “¡Land ho!Los accesorios del mundo de agua incluían una caja de conchas marinas, una caja de tesoros con joyas, una brújula y mapas para planificar nuestro curso.

Los papeles de las maestras

Aunque las maestras ofrecíamos orientación durante todas las fases del estudio, los visitantes a la clase quedaban asombrados con la confianza que manifestaban los niños al manejar sus propios trabajos. El trabajo sin duda era una actividad propia de los niños. Los maestros encuentran una gran satisfacción al ver que los niños llevan la delantera en el aprendizaje y llegan a confiar en sus habilidades para aprender y para contribuir a una comunidad de estudiantes. Los niños se portaron de manera responsable y aprendieron una multitud de habilidades de gerencia para planificar, implementar y evaluar un proyecto grande. El equilibrio de funciones es para mí un elemento crítico en una clase donde respetamos cada uno las capacidades y las características singulares de los demás y nos ofrecemos apoyo unos a otros según sea necesario. Los niños necesitan la oportunidad de utilizar sus talentos ya que esto les permite exhibir sus aptitudes, a la vez que son animados y estimulados a trabajar en sus áreas de necesidad.

La maestra estudiante y yo cerramos algunas brechas del proyecto al planificar actividades destinadas a hacer conexiones adicionales en el aprendizaje de los niños y a incorporar habilidades u oportunidades de aprendizaje que no parecían emerger en los trabajos de la clase o de individuos que se hallaban un poco marginados de la participación. Por ejemplo, nos parecía que la clase necesitaba más experiencia para entender el concepto matemático de comparar la cantidad de objetos en dos grupos (¿cuántos más, o cuántos menos?). Para satisfacer esta necesidad, planificamos una actividad matemática con un tema relacionado, denominado “Alimenta los peces hambrientos”, como actividad de un centro de aprendizaje. Se invitó a que grupos pequeños realizara la actividad, con la ayuda de un adulto, hasta que todos hubieran participado y se hubiera registrado su entendimiento del concepto. A veces se podía apoyar una necesidad de aprendizaje simplemente al apoyar a un niño que ponía a prueba un papel nuevo, como por ejemplo, cuando pedí a un niño que dibujara un diagrama para un comité aunque este no se sentía confiado dibujando. Creo que tengo la responsabilidad de lograr que todos los niños aprendan, de la forma y al nivel que sean apropiados para cada niño. Para seguir la participación y las experiencias de cada niño, la clave es la observación y la documentación minuciosa de sus progresos, para luego tratar sus necesidades o cerrar las brechas que tenga. El trabajo en proyectos no cambia esta función del maestro. Muchos niños utilizaban habilidades principiantes de lectura y escritura a lo largo del proyecto, pero a otros que no las utilizaban, esto les constituía una brecha. La matemática no se incorporó al proyecto tanto como las maestras quisiéramos; esto era otra brecha. Percibí la necesidad de más actividades musicales y de motricidad grande. Estas brechas se cerraron mediante actividades planificadas por las maestras, de toda la clase, de grupos pequeños y de individuos. Algunas actividades se asociaban a nuestro tema del agua, y otras no. Como se mencionó anteriormente, a la vez que reconocíamos la importancia de las actividades conectadas e integradas de aprendizaje, cuidamos de que el tiempo enfocado en el proyecto estuviera equilibrado con las demás actividades regulares de la clase. Se siguieron satisfaciendo las necesidades individuales de los niños, sea mediante nuestro proyecto o mediante otras actividades de la clase.figura Actividad planificada por la maestra: ¿Cuántas gotas de agua caben en la moneda?

El cierre del proyecto

No sé por cierto cuándo el proyecto realmente llegó a su fin. Las cajas estaban rotas y tenían jirones. Se visitaba el mundo de agua con menos frecuencia. Los comités dejaron de llevar a cabo sus actividades. El modelo de la montaña se hallaba empapado y estaba desmoronándose. Cada par de días un entusiasta del comité hacía unas remiendas, pero el interés iba menguando. A medida que las fotografías se revelaban, las guardamos en un libro. Nuestros maestros estudiantes de artes lingüísticas ayudaron a los niños a reflexionar y escribir sobre sus experiencias, contestando preguntas como las siguientes: “¿Qué aprendiste?”  “¿Cuál fue tu actividad preferida en el comité?”  “¿De qué maneras usaste habilidades de lectura, escritura, matemática o ciencias?”  “¿De qué maneras trabajaste con tus compañeros?” También se hizo un vídeo sobre nuestro proyecto, aunque debido a problemas técnicos de la videocámara la grabación era de muy pobre calidad. Los adultos trabajamos en un tablero de documentos, que los padres de familia examinaron en el evento nocturno para las familias y luego se colgó en nuestro corredor para que otros compartieran nuestro viaje de aprender. Los contenidos del tablero de documentos, como las fotos, los dibujos y nuestra red de conceptos, más tarde se transfirieron a un libro sobre el proyecto que los niños podían llevar a casa para compartirlo con sus familias. Se había invertido muchas energías y mucho entusiasmo en nuestro trabajo. Después del proyecto, los niños naturalmente volvían a las rutinas anteriores. Apartamos unos momentos para gozar del sentido de logro y relajarnos después de tan intensa actividad, volviendo a actividades acostumbradas y preferidas de la clase. Después de un gran proyecto, solemos esperar y preguntarnos qué más encuentros nos esperan. ¿Será que otra estación del año nos presente otro tema para explorar? Por el momento estamos contentos preguntándonos.figura Un niño hizo un dibujo para la portada de nuestro libro sobre el proyecto del agua.

Texto: Nuestro proyecto del agua

Conexiones entre los proyectos y las pautas

En la actualidad se pone mucho énfasis en las pautas curriculares. Este mensaje es omnipresente aun en las clases para los niños más pequeños. ¿Existen pautas generales o fundamentales para el desarrollo, y se debe responsabilizar a los niños y a los maestros de cumplir con ellas? No deseo discutir lo apropiado de ciertas normas en particular ni las cuestiones de responsabilidad asociadas a las pautas, entre ellas la evaluación normalizada, ya que se necesitaría otra monografía para tratar estos temas. La realidad es que se responsabiliza a los cuidadores de desarrollar la potencial de cada niño mediante prácticas que sean apropiadas al desarrollo, mantener seguros a los niños, estimularlos y crear un ambiente donde estos tengan la oportunidad de poner a prueba y extender sus capacidades en todas las áreas. En mi función de maestra en las escuelas públicas del estado de Indiana, tengo la obligación de ayudar a niños a alcanzar ciertas metas, según sus capacidades. Estas metas incluyen aquellas que yo valoro mucho a causa de mis años de experiencia e investigación personal: la autoestima, la disposición a tomar riesgos, la resolución de problemas, la convivencia y la cooperación. También se incluyenlas pautas estatales y locales, que se publican en un gran cuaderno rojo. Algunas de las pautas son muy apropiadas, otras son rigurosas y unas cuantas tal vez sean inapropiadas según mis criterios personales. En las tablas y secciones que se presentan a continuación, intento enlazar las pautas más importantes y apropiadas, según mi conocimiento de las buenas prácticas y según mi cuadernito rojo, con el conocimiento y las habilidades experimentados mediante nuestro estudio del agua.

Tabla 1
Pautas de las artes lingüísticas y experiencias del proyecto
Pautas y habilidades Experiencias del proyecto
Entender conceptos acerca de la palabra escrita (incluyendo el reconocimiento de letras) Leer, apuntar, escribir, hacer etiquetas a lo largo del proyecto
Conciencia fonémica Leer, apuntar, escribir
Descodificar y reconocer palabras Leer, apuntar, escribir
Vocabulario y significado de palabras Discutir, leer, usar recursos, registrar, hacer etiquetas
Leer para informarse Modelos de lectura, usar recursos
Identificar elementos estructurales Modelos de lectura: Señalar el título y al autor
Utilizar el índice del contenidos para localizar datos
Utilizar láminas, el contexto o las predicciones para construir el significado Leer libros de recursos, con y sin ficción, y libros fáciles de predecir para lectores principiantes, con temas relacionados al proyecto
Conectar el texto a las experiencias propias Leer y describir las propias experiencias a lo largo del proyecto
Volver a contar cuentos y textos Discutir y reflexionar a lo largo del proyecto
Identificar y resumir ideas principales Discusiones de toda la clase y de los comités: Se conversó mucho y se compartieron muchas ideas.
Distinguir la fantasía de la realidad Distinguir entre recursos con y sin ficción
Variedad de materiales impresos Se incorporaron al proyecto canciones, poesías y rimas relacionados al tema del agua
Identificar el personaje, el escenario, etc. Discusiones y gráficas acerca de libros (Por aquel entonces también hacíamos un estudio del autor Ezra Jack Keats).
Identificar libros preferidos Hacer una gráfica de los libros preferidos por Keats
Hacer inferencias sobre los sentimientos de los personajes Tabla sobre lo que sabemos sobre Keats y sus personajes

El proceso de la escritura

Hacer un plan para escribir Orientación para organizarse y planificar a escribir
Dictar cosas para ser escritas Se dictaron algunas cosas que los adultos apuntaron, la red de conceptos, las tablas
Escribir, dibujar o apuntar letras o palabras con un propósito Escribir y dibujar en todas las actividades del proyecto para diversos propósitos
Utilizar varias modalidades para escribir con variados propósitos La red de conceptos, tablas, diagramas, mapas, diseños, planes, listas, gráficas, anotaciones en diarios, el libro de la clase, las noticias diarias, las noticias escolares, el boletín para padres de familia

Escuchar y hablar

Escuchar de forma activa Participar en la comunicación activa con propósito
Seguir las instrucciones Se siguieron instrucciones en todas las actividades
Expresarles ideas a otros Discusiones grupales e individuales, el trabajo de los comités
Describir eventos en una secuencia lógica Discusiones; se dieron instrucciones a otros
Recitar poesías, canciones y rimas Poesías grupales, cantos en tono llano, canciones y rimas

Habilidades de estudio

Conciencia de los recursos Se recogieron y utilizaron muchos recursos para realizar el proyecto.
Gerencia responsable La gerencia por parte de los niños es un enfoque del proyecto.
Seguir un plan fijo Se aprendió a organizar las actividades y llevarlas a cabo; la responsabilidad ante los compañeros de clase es un enfoque.
Tabla 2
Pautas de matemáticas y experiencias del proyecto
Pautas y habilidades Experiencias del proyecto
Comunicar la resolución de problemas mediante las palabras y los dibujos Diagramas de procesos y experimentos
Hacer comparaciones y señalar contrastes de características Comparar formas y propiedades del agua y el volumen de recipientes, comparar los efectos del agua en la visión y el oído
Discriminar patrones Hablar sobre patrones en las mareas y las olas, patrones visuales en peces, el patrón del ciclo del agua, patrones de acciones fáciles de predecir
Representación simbólica Gráfica del experimento de evaporación
Registros, tablas, red de conceptos, modelos, dibujos
Relaciones de posición espacial Lenguaje utilizado para construir el mundo de agua, hacer mapas, dibujar planes, construir modelos
Utilizar una variedad de estrategias para resolver problemas Utilizar manipulativos para medir la nieve
Utilizar los mejores materiales y recursos para construir un modelo y modificarlo para el uso óptimo
Construir con tubos de plástico
Escoger materiales y diseños para hacer experimentos

Números íntegros

Reconocer y escribir los numerales hasta 21 Medir y registrar la profundidad de la nieve (hasta 10 pulgadas)
Medir y registrar temperaturas de aire, nieve y agua (0 a 45 grados)
Medir el nivel del agua a través del tiempo en jarras de evaporación
Comparar más y menos Las actividades de arriba, además del juego Alimenta los Peces Hambrientos con dados y alimento para peces (preguntas de cuántos más o menos)
Contar de memoria hasta 100 100 botellas de plástico (el agua usada por la gente)
Examinar las marcas en el termómetro
Contar por 10 hasta 100
Agrupar objetos en decenas y unidades Termómetro, juego Alimenta los Peces
Agrupar las 100 botellas de plástico en grupos de 10
Reconocer partes iguales La merienda todos los días, juego Alimenta los Peces
Actividad ‘Azulito y amarillito’ exploró partes que se hacían más grandes o se convertían en la totalidad
Usar objetos con adición y sustracción simple, cantidades pequeñas Juego Alimenta los Peces
Leer y escribir los símbolos +, –, = Registrar el juego Alimenta los Peces
Usar la estrategia de hacer predicciones y evaluarlas Juego Alimenta los Peces, experimentos con agua
Registrar la predicción y el resultado
Identificar, utilizar y clasificar formas geométricas simples Actividades de artes relacionadas con la construcción del mundo de agua y de modelos
Construir o crear formas de dos y tres dimensiones Bloques, barcos construidos con cajas, modelos, peces globo

Comprensión espacial

Identificar posiciones relativas Juegos con botes y de viajes, construir con tubos de plástico
Medidas no normativas Usar cubos y regla para medir profundidades de nieve y de agua
Medir de forma comparativa al construir cosas
Medidas relativas del tiempo Calendario diario
Registrar el movimiento del sol relativo a la nieve que se derretía en el patio de recreos
Discutir las estaciones del año en relación con el clima
Comparar objetos de acuerdo a su peso, longitud, volumen y temperatura Comparaciones de recipientes de agua, experimento de evaporación, medir la nieve, medir la temperatura de aire, agua, nieve
Identificar monedas Actividad encabezada por la maestra: ¿Cuántas gotas de agua caben en la moneda?
Pautas y habilidades

Experiencias del proyecto

Buscar el conocimiento y participar Actividades atrayentes, iniciadas por los niños con propósito estimularon la participación y la búsqueda del conocimiento
Conocer el uso de instrumentos científicos Utilizar termómetro, microscopio, telescopio, lente de lupa, reglas y balanza
Colaborar en equipo para resolver problemas La mayoría de las actividades, todo el trabajo de los comités
Explorar sistemas El ciclo del agua, los hábitats de animales
Usar modelos o simulaciones para representar o entender cosas reales Actividad de agua en una bolsa, modelos, juegos de fantasía en el mundo de agua, los barcos y los viajes
Observar cambios en las cosas Actividad de agua en una bolsa, experimentos de evaporación y del volcán de agua, formas del agua, el agua y la visión / el oído
Notar que las cosas son diferentes y tienen diversos propósitos, usos y atributos Actividades y discusiones de comparar y señalar contrastes
Observar cambios mediante los registros y las medidas Actividades ya mencionadas
Utilizar gráficas para manifestar observaciones Gráficas de la evaporación a través del tiempo
Estimar cantidades Juego de Alimentar los Peces, medidas de la nieve
Clasificar objetos según sus atributos Juegos y actividades de clasificación
Hacer predicciones Actividades ya mencionadas
Discutir las razones de las ideas Describir, apuntar, hacer anotaciones en diarios
Distinguir entre cosas vivientes y no vivientes Las plantas, la vida acuática, criaturas acuáticas y sus hábitats
Aprender de las necesidades de cosas vivientes Cuidar las criaturas acuáticas y las plantas
Reciclar Actividades diarias, 100 botellas de plástico. Hicieron listas de materiales que adquirir del centro de reciclaje para los proyectos.
Aprender del impacto de la gente en el medio ambiente Actividad de conservación, vídeo, hacer el agua sucia, ayudar a aminorar la erosión
Reconocer e identificar las cuatro estaciones Actividades ya mencionadas
Describir varios estados del tiempo Actividades ya mencionadas
Estar consciente del sol, la luna y las estrellas Juegos de navegación y juegos en el mundo de agua, obras de artes
Aprender de dónde viene la comida No se cumplió en este proyecto (aunque hablamos sobre lo que comen las criaturas acuáticas)
Aprender que las herramientas, las máquinas y las invenciones afectan nuestras vidas Libros y dibujos sobre la investigación por mar
Instrumentos de navegación, de ciencias y de plomería
Entender el organismo humano (pautas de salud) Actividades de movimiento, conciencia del cuerpo y de la motricidad, actividades espaciales (limitadas a estas mediante este proyecto)
Tabla 3
Pautas de ciencias y experiencias del proyecto

Estudios sociales

Aunque nuestro distrito escolar no tiene pautas de estudios sociales, se sacan provechos obvios en el área social al construir un estudio integrado. Uno de los provechos es que los niños desarrollan un sentido de su lugar y función en la comunidad. Llegan a sentirse confiados al hacerse cargo de planificar e implementar actividades y compartir su conocimiento con los compañeros. Se presentan abundantes oportunidades de animar hasta a los alumnos tímidos a hacer contribuciones valiosas al esfuerzo grupal y luego gozar el buen fruto de la colaboración. Los niños aprenden a escuchar, compartir y responder los unos a los otros mediante la negociación y los diálogos positivos y productivos. Juntos desarrollan planes, fijan metas y trabajan por alcanzarlas. No se pueden medir las recompensas que recibe la maestra al observar la inmensa satisfacción que manifiestan los niños cuando la cooperación produce el éxito. Este tal vez es el mejor de los provechos. He observado que mis alumnos llegan a confiar más de sus habilidades sociales y académicas mediante el trabajo en proyectos, sea uno grande como este o una investigación más breve y a escala pequeña con un grupo pequeño de participantes entusiastas.

La salud y la tecnología

Mi cuaderno rojo de pautas del distrito también abarca pautas de salud y de tecnología, aunque estas no se repasan específicamente en la presente monografía. Sin duda algunas de las pautas de salud se incorporaron a nuestro proyecto. Muchas de las pautas de salud en el kindergarten tienen que ver con una comprensión del yo: cuestiones como nuestra identidad, como seres vivos que somos; nuestras funciones físicas, cognitivas y emocionales; y nuestras relaciones con otras personas en nuestro ambiente. La colaboración estrecha con otras personas ayudó a los niños a entender sus capacidades y dificultades y reflejó sus papeles en una actividad comunitaria. El cuidado de criaturas vivientes los ayudó a comprender las necesidades de los seres vivos. Se trataron algunas de las pautas de tecnología, ya que exploramos programas de software relacionados con el agua y utilizamos la computadora como recurso para hallar las respuestas a algunas de nuestras preguntas. Los niños escribieron a mano en vez de utilizar la computadora. La tecnología era un área que pudiera haberse integrado más plenamente a nuestro proyecto.

La música, el arte y el desarrollo motor

Aunque no se encuentran pautas para la música, el arte y el desarrollo motor, estas áreas ciertamente son tan importantes en las clases para niños pequeños como cualquier materia más reconocida como académica. Las experiencias de música, de artes y de motricidad gruesa y fina se entretejieron a propósito con muchos elementos de todo el proyecto. Estas actividades servían para satisfacer las necesidades de aquellos niños que tienen un talento y una pasión para dichas áreas, ofreciéndoles la oportunidad de sobresalir. También se incluyeron estas áreas en actividades de toda la clase, a fin de estimular a aquellos que sacarían provecho al practicar más para sentirse más cómodos en estas áreas.

Conclusión

Al planificar para relacionar las actividades de nuestro proyecto a las pautas, yo tenía la intención de enfocarme sólo en las pautas que percibía como más esenciales para el desarrollo infantil. Sin embargo, al relacionar cada pauta a nuestras actividades del proyecto, así como a otras actividades durante los últimos meses, me di cuenta de que el trabajo llevado a cabo por los niños trató todas las pautas completas, salvo unas cuantas. Este proyecto fue en realidad muy completo ya que abarcó todas las áreas del desarrollo y del currículo. Cada niño participó y contribuyó de su propia manera al esfuerzo grupal. Tengo la meta personal de lograr que, al implementar un proyecto, cada niño tenga la oportunidad de llevar la delantera ante el grupo en una actividad que incorpora sus talentos, además de hacerse más hábil respecto a un área de necesidad. Mi función pedagógica incluye la difícil tarea de buscar las brechas que pueden ocurrir en el aprendizaje de niños individuales. Hemos intentado lograr que cada niño participara en todas las actividades, y creo que mediante mis observaciones y la documentación personal, la maestra ayudante y yo alcanzamos esta meta con bastante éxito. Me considero afortunada por contar con un equipo de adultos integrado por padres de familia, estudiantes universitarios y el personal de educación especial en el aula que me ayudan a planificar, implementar y proveerles orientación a los niños. Estos adultos bien informados ofrecieron andamiaje y animaron a los niños a realizar su plena potencial en todas sus actividades. Se registró el nivel de participación de cada niño durante algunas actividades pero no todas. Para mí, la evaluación de las experiencias y el crecimiento de los niños, y del éxito del proyecto, es un área en que necesito mejorar continuamente.

En retrospectiva, también quisiera haber incluido más investigaciones prácticas fuera del recinto de nuestra escuela. Recientemente se han desanimado rigurosamente las excursiones, lo que supone una barrera difícil, aunque probablemente no imposible, a la intensificación del aprendizaje auténtico y relacionado a la vida real. Los discursantes invitados a la clase también hubieran sido muy provechosos durante este proyecto. ¡Para la próxima!

En sentido general, el proyecto del agua nos aportó una multitud de experiencias enriquecedoras y apropiadas para una clase de kindergarten. Cada niño y niña participó a su manera y todos los niños aumentaron su conocimiento, aptitud y confianza. Me agrada que una aventura tan emocionante durara casi un tercio de nuestro año escolar y les brindara a nuestros alumnos de kindergarten las experiencias que nuestro distrito escolar, nuestro estado y yo consideramos como importantes; y yo tengo expectativas mucho mayores que la aptitud mínima. Al observar que el entusiasmo de los niños continuó día tras día mientras asumían el mando del timón, quedé convencida que el proyecto era relevante e importante para estos niños. ¡Sin duda, fue el aprendizaje con propósito!

Información de la autora

Becky Dixon tiene la maestría en ciencias de educación y actualmente da clases de kindergarten en la Escuela Primaria Clear Creek en Bloomington (Indiana). Previamente trabajó durante casi diez años como maestra preescolar en el Centro de Niños de la Universidad Indiana. Becky colabora estrechamente en la formación docente de estudiantes de la Universidad Indiana especializados en educación preescolar. Presenta numerosas conferencias y talleres sobre variados temas, incluyendo la documentación de los trabajos de niños pequeños. También goza de redactar artículos sobre temas relacionados con la educación. Sra. Dixon recibió en 1999 el Galardón Profesional Nacional del Nivel Preescolar y Kindergarten, otorgado por Scholastic Inc., el cual le fue presentado en el congreso anual de la Asociación Nacional de Educación Infantil.

Becky Dixon
Clear Creek Elementary School
300 Clear Creek Dr.
Bloomington, IN 47403
E-mail: beckydixon2@comcast.net