ECRP

Inscríbase para recibir el
Boletín por email
(en inglés)

Facebook

Enviar comentarios
a la Editora de ECRP.

          
Share View this page in English HomeJournal ContentsIssue Contents
Vol. 6 No. 1
©Derechos de autor reservados 2004

Una mirada a los árboles que nos rodean

Karen Bellous
Child Study Centre, Universidad de Alberta

Sinopsis

El presente artículo describe un proyecto sobre los árboles realizado por una clase de niños de 5 a 7 años de edad en el Child Study Centre de la Universidad de Alberta. Después de una descripción de la escuela y los niños, el reportaje discute cómo se desarrolló el proyecto y discute las tres fases del mismo. Se incluyen fotos sacadas durante el proyecto.

Información de fondo

El Child Study Centre de la Universidad de Alberta se ubica en la escuela primaria Garneau Elementary School, a sólo unas manzanas de la universidad. El Child Study Centre es una escuela de laboratorio administrada por el Departamento de Educación en Primaria de la Universidad de Alberta, y provee oportunidades de formación docente e investigación. El centro se considera un programa alternativo manejado por Edmonton Public Schools en colaboración con la Universidad. El Método de Enseñanza por Proyectos (“Project Approach”) se utiliza en todas las aulas del Child Study Centre. Para servir a los muchos que visitan el centro, cada clase cuenta con un maestro de tiempo completo y un socio instructivo. La escuela cuenta con un apoyo paternal generoso. Los niños viven en todas partes de la cuidad y se los lleva a la escuela por coche. El Centre sirve de modelo de la integración de niños con necesidades especiales en cada clase.

El Proyecto de Árboles se llevó a cabo con niños de 5 a 7 años de edad. Se realizó en septiembre y fue el primer proyecto del año escolar. Muchos de los niños tenían experiencias anteriores con los proyectos de trabajo como resultado de asistir al kindergarten del Centre. Este año fue el segundo en el que la maestra enseñó a niños de esta edad utilizando el Método de Enseñanza por Proyectos.

La escuela se halla rodeada por árboles de muchos tipos en el terreno de la escuela, en la valle del río que fluye por la ciudad y en la cuidad universitaria. El tiempo era cálido y las hojas de los árboles empezaban a cambiar de color, por lo cual el tema se hacía buen proyecto con que empezar el año. El tema permitió que se trataran muchos de los objetivos del documento Program of Studies (Programa de estudios), de la provincia de Alberta. Se requiere que todos los niños escolares en Alberta trabajen para alcanzar los objetivos presentados en este documento. Se requiere que los niños aprendan de varios temas en varias materias:

El currículo desde el Kindergarten hasta el 12º grado para Alberta se presenta en Programs of Study (Programas de estudio) que identifican lo que se espera que los estudiantes aprendan y puedan hacer en todas las materias y todos los grados. El currículo se diseñó para ayudar a los estudiantes a alcanzar su potencial individual y a crear un futuro positivo para sí mismos, sus familias y sus comunidades. (http://www.learning.gov.ab.ca/k_12/curriculum/bySubject/) Nota del Editor: Esta dirección de Internet ya no está activa.

El proyecto emergente y la planificación preliminar

Las maestras pasaron una tarde haciendo un plan general para el proyecto. La maestra y la socia instructiva hicieron una red de temas para generar ideas sobre el proyecto de árboles (representada en la Figura 1). Por medio de este proceso las maestras colaboraron para orientar el proyecto. Como parte del proceso, discutieron los recursos que se necesitarían y crearon una lista de objetos que querían que los padres trajeran, una lista de peritos que podían venir al aula y una lista de posibles excursiones. Se planificó la Fase 1 antes de que los niños empezaran a hablar del proyecto.

Figura 1. Red de planificación para el Proyecto de Árboles, creada por las maestras.

Figura 1. Red de planificación para el Proyecto de Árboles, creada por las maestras.

Además de crear la red de planificación, las maestras hicieron una tabla de las actividades de los niños en la Fase 1 (Figura 2).

Discusión Trabajo de campo Representación Investigación Exhibiciones
Los niños discuten sus:
  • Experiencias
  • Temas de interés
  • Preguntas
  • Conocimiento relacionado con los árboles.
Los niños documentan lo que saben sobre el tema. Los niños expresan lo que saben del tema usando una variedad de medios. Los niños planifican cómo buscarán respuestas a sus preguntas. Se exhiben los trabajos de los niños para mostrarse el conocimiento que tienen en común.
Comenzar con un cuento sobre los árboles. “He visto árboles y noté cómo van cambiando.” Discusiones de lo que saben sobre los árboles. Crear una red de todas las cosas que saben de los árboles, una red grande donde pegan tarjetas de dibujos de toda la clase. Formar preguntas de lo que quieren saber acerca de los árboles. Los niños crean dibujos etiquetados de memoria para representar lo que saben sobre los árboles. Los niños hacen pinturas de lo que saben de los árboles. Crean modelos de árboles con plastilina. Hacen dibujos de lo que saben sobre los árboles. Hacen listas de cosas que saben sobre los árboles. Hacen dibujos de árboles con trocitos de papel roto. Al escribir en diarios, los niños documentan sus preguntas y planifican cómo se contestarán. Los niños se hacen preguntas unos a otros mediante encuestas. Escuchan a discusiones. Comparten sus representaciones. Se cambia la cartelera afuera en este momento para mostrar a los niños lo que saben de los árboles.
Figura 2. Tabla de la Fase 1 del Proyecto de Árboles, creada por las maestras.

La colección de recursos para el Proyecto de Árboles

Al planificar el proyecto, las maestras hicieron una búsqueda por el Internet para hallar recursos e información de contacto. Se hallaron los siguientes nombres y sitios Web:

Los padres constituyeron un recurso muy valioso para el proyecto. Proveyeron las siguientes cosas que las maestras pidieron en una carta que les dieron a los niños para llevarla a casa:

También se pidió a los padres en la carta que vistieran a sus hijos con ropa apropiada para estar afuera. Los padres llevaron todos los objetos, aportaron a las maestras los nombres de personas que podían venir a hablar con la clase y supervisaron excursiones. Por medio de los boletines semanales, las maestras mantenían a los padres al tanto del progreso del proyecto y hacían sugerencias de cómo podían fomentar la participación de sus hijos en el proyecto durante cada fase. Se presentaron preguntas que los padres podían hacer a sus hijos y entablar conversaciones, como: “Me pregunto cuántos árboles habrá en nuestro patio.” Las maestras examinaron el Alberta Curriculum Document, el cual se halla en línea en http://www.learning.gov.ab.ca/k_12/curriculum/bySubject/Nota del Editor: Esta dirección de Internet ya no está activa.para ver cuáles objetivos podían tratarse por medio del proyecto. Las maestras documentaron los siguientes objetivos para ayudar a guiar el proyecto y para evaluar el aprendizaje de los niños:

Fase 1: El principio del proyecto

Las maestras comenzaron el proyecto con la reunión de los niños en un círculo en la alfombra. Para empezar la discusión, la maestra contó que había notado que las raíces de un árbol empujaban la acera hacia arriba. La maestra había considerado con cuidado lo que iba a contar a los niños porque sabía que los detalles podrían impulsar la discusión hacia una dirección en particular. Se dio a cada niño o niña la oportunidad de contar un cuento, un dato o cualquier cosa en que podía pensar que se relacionaba con los árboles. También se les dio a los niños la opción de no participar en la discusión si no podían pensar en nada. Las maestras transcribieron los cuentos de los niños. Los cuentos e ideas de los niños aportaron a las maestras una base de información sobre la cual evaluarían el progreso de los niños al fin del proyecto. Los niños eran muy hábiles en expresar sus ideas pero se les hacía difícil escuchar. En cuanto la maestra notó que los niños llegaban a distraerse, dirigió a los grupos de discusión a las mesas donde los niños podían representar lo que sabían de los árboles usando varios medios. Aquellos niños que no tuvieron la oportunidad de contar algo podían expresar lo que sabían con dibujos, discutiendo el tema con sus compañeros o construyendo modelos.

Mientras estaban en la alfombra, un niño contó a la clase, “Mi mamá tiene dos árboles junto al garaje y quiere volver a plantarlos en el patio de enfrente porque están demasiado apiñados.” Otro niño dijo, “Yo vi una excavadora zanjar un árbol en la escuela de mi hermano.” Una niña recordó esto: “Yo recogí manzanas del manzano de mi abuelita.” Otro niño expresó que él, como la maestra, había vista las raíces de un árbol saliendo de la acera. El niño contó un chiste: “¿Cuál es la bebida preferida de un árbol? ¡Cerveza de raíz!” (Root beer en inglés, un refresco elaborado a base de raíces).

Un niño contó a la clase un cuento personal que evocó muchas preguntas. Su cuento se trató de un niño que quería comer salmón cocinado en una tabla de cedro. Se lo pidió a su madre. Ella le compró un salmón, lo colocó sobre una tabla de cedro con limones y especias y luego lo cocinó. Al niño le encantaba el salmón cocinado en una tabla de cedro. Después de su cuento, los niños le preguntaron: “¿Qué es una tabla de cedro?” “¿Por qué se coloca el salmón sobre ella?” El niño pudo contar a la clase que el cedro es un tipo de árbol y que se cocina el salmón en una tabla de esta madera para hacerlo más sabroso. Al permitir que los niños contaran sus cuentos, las maestras averiguaron muchas cosas interesantes sobre los árboles.

Mientras estaban en las mesas, los niños pintaban, dibujaban, construían cosas en el centro de bloques y seguían hablando de los árboles. Las maestras iban por el aula para averiguar más sobre lo que los niños sabían de los árboles. Ellas también documentaron las discusiones de los niños.

Figura 3. Niños pintando.

Figura 3. Estas niñas pintaron.Figura 4. Niños construyendo un modelo.

Figura 4. Varios niños construyeron un modelo.

En el centro de bloques, varios niños varones construían cosas. A uno no le interesaba el tema de los árboles. Construía “la Cámara Secreta” de la película de Harry Potter que había visto. La maestra le preguntó qué sabía de los árboles. Le contestó que no sabía nada de los árboles y mostró todo indicio de no querer discutir el tema. Su amigo dijo que la Cámara Secreta era de Harry Potter. Yo le pregunté si Harry Potter sabía algo de los árboles. El niño se puso muy emocionado y me dijo que Harry Potter se había atrapado en un árbol llamado el “Whomping Willow” (Sauce Tronador). Los niños procedieron a hacer el Whomping Willow de bloques y empezaron a hablar sobre las partes del árbol que necesitarían hacer primero.

Figura 5. Niños construyendo con bloques.

Figura 5. Estos niños construyeron con bloques.

El día siguiente, la clase se reunió en la alfombra para participar en crear una red sobre el tema de los árboles. Se les pidió a los niños que dijeran en voz alta cualquier palabra que se les ocurriera cuando pensaban en los árboles. Exclamaron palabras sobre las partes de los árboles, cosas que se hacen de árboles, la importancia de árboles y los tipos de los mismos. Las maestras apuntaron las palabras de los niños y luego los ayudaron a crear categorías. Algunos niños escogieron una de las palabras, hicieron un dibujo de ella y lo colocaron bajo la categoría correcta en la tabla. Al final, los niños habían creado una red descriptiva que se exhibió en el aula.

Figura 6. La red temática creada por los niños.

Figura 6. La red temática creada por los niños. Figura 7. Niños haciendo dibujos para la red temática.

Figura 7. Varios niños hicieron dibujos para la red temática.

Los niños fueron a las mesas para contar a las maestras más de lo que sabían de los árboles. Hicieron dibujos de las palabras en la red e hicieron encuestas con la pregunta “¿Cuántos árboles piensas que hay en el patio de recreo?” Les encantó a los niños hacer los dibujos. Una niña recordó que había hecho un proyecto sobre los ciclos vitales en el kindergarten y dibujó el ciclo vital de un árbol.

Figura 8. Niños haciéndose encuestas.

Figura 8. Estos niños se hicieron encuestas unos a otros. Figura 9. Niños haciéndose encuestas.

Figura 9. Estos niños se hicieron encuestas unos a otros.

El día siguiente, se animó a los niños a pensar en preguntas que podrían querer investigar cuando hacían excursiones. Se apuntaron las preguntas en una hoja grande de papel:

Los niños buscaban respuestas a estas preguntas cuando salían de excursión al campo.

El día siguiente, se animó a los niños a pensar en preguntas que podrían querer investigar cuando hacían excursiones. Se apuntaron las preguntas en una hoja grande de papel:

Los niños buscaban respuestas a estas preguntas cuando salían de excursión al campo.

Fase 2: Investigación y preguntas

La primera excursión constó de una visita al jardín de la escuela para ver los árboles. Antes de la visita, los niños llevaron tablillas con sujetapapeles y bolsas de plástico para recoger hojas y otros objetos que se habían caído de los árboles. Se pidió a los niños que apuntaran una palabra o pregunta en sus tablillas que les ayudara a recordar lo que iban a buscar mientras estaban afuera. Mientras estaban afuera, los niños pasaron su tiempo dibujando los árboles, haciendo impresiones a lápiz frotador de la corteza y las hojas y dibujando el equipo de recreo que pensaban que se podría haber hecho de árboles. Los niños recogieron semillas, hojas y ramitas que habían caído al suelo.

Figura 10. Niños haciendo apuntes sobre los árboles en el jardín de la escuela. Figura 11. Niños haciendo apuntes sobre los árboles en el jardín de la escuela. Figura 12. Niños haciendo apuntes sobre los árboles en el jardín de la escuela. Figuras 10 a 12. Niños hacen apuntes sobre los árboles en el jardín de la escuela.

Cuando volvieron al aula, se animó a los niños a examinar sus bolsas de objetos recogidos para mostrar lo que habían encontrado. Para ayudar a los niños a clasificar los objetos, las maestras dispusieron actividades como la clasificación de las hojas según su forma geométrica en una mesa, el arreglo de las hojas según su color en una tabla, la referencia a libros para identificar las clases de hojas, y la inspección de sus muestras bajo un microscopio para examinarlas en más detalle.

Figura 13. Niños mirando hojas bajo un microscopio.

Figura 13. Niños miran hojas bajo un microscopio.

Para nuestra siguiente visita fuimos a la Universidad de Alberta. Las maestras investigaron las clases de árboles que podían hallarse allí mirando el sitio Web de la Universidad (http://www.ualberta.ca/ualberta/Alumni/trees/tour1.html).Nota del Editor: Este sitio de Internet ha cambiado a otra dirección:http://www.ualberta.ca/UALBERTA/Alumni/trees/tour1.html Se animó a los niños a apuntar lo que querían observar o investigar durante esta visita. Los niños se reunieron en la alfombra y les contaron a las maestras algunas cosas que podían hacer durante la visita. Un niño sugirió que se midieran los árboles con hilo, lo cual habíamos hecho en nuestros centros de matemáticas. Algunos niños querían buscar árboles enfermos; otros querían hallar animales o insectos que vivían en árboles. Algunos niños querían contar los árboles altos. La maestra modeló que ella estaría buscando árboles que tenían pinoches (agujas de pinos) y árboles que tenían hojas.

Una vez que los niños tenían preparadas sus tablillas con sujetapapeles, caminaron varias manzanas a la Universidad. Se les animó a mirar los árboles que veían en la ciudad universitaria. Un niño notó un nido de pajaritos en un árbol. A aquellos niños que buscaban animales, se les animó a dibujar sus observaciones. Los demás niños recogieron hojas, piñas o semillas. Al llegar los niños a la Universidad, se ocuparon rápidamente con la investigación de los árboles a su alrededor. La maestra les modeló a los niños la creación de dibujos de observación y el cumplimiento con los planes que habían hecho antes de salir. De vuelta de la Universidad, la maestra leyó a los niños un letrero sobre los árboles que se habían quitado de un sitio y trasladado a otro para que se construyeran viviendas en el primero.

Figura 14. Niños midiendo con hilo.

Figura 14. Una niña midió un árbol con hilo. Figura 15. Una maestra leyendo un letrero.

Figura 15. Una maestra leyó un letrero. Figura 16. Niños buscando árboles enfermos.

Figura 16. Un niño buscó árboles enfermos.

Los niños volvieron a la Universidad unos días después, cuando las hojas habían empezado a cambiar de color y caerse al suelo. Se animó a los niños a hacer observaciones de los cambios que habían ocurrido. Los niños notaron que podían ver el nido del pajarito más claramente ya que muchas hojas se habían caído. Discutieron si el pajarito seguía viviendo en el nido y qué tipo de pajarito podía ser.

Cuando los niños volvieron al aula, se les dieron oportunidades de representar lo que habían visto haciendo modelos, libros o dibujos de película en tiras. Un grupo de niños trabajó con la maestra para hacer un experimento a fin de averiguar la clase de suelo en el que crecían los árboles. Anduvieron por el patio de la escuela y recogieron varios tipos de tierra en que plantar semillas. Los niños llevaron arena del jardín de recreo, barro rojo de los senderos, grava del estacionamiento y tierra que teníamos en el aula. Plantaron semillas de pasto, arce y castaño en vasos de plástico transparente y los etiquetaron. Los niños hicieron un dibujo de cómo habían dispuesto el experimento. A lo largo del proyecto, los niños gozaban de ver cómo las cosas crecían. Otros niños hicieron modelos del nido que la clase había visto y otro grupo de niños trabajó en hacer libros sobre los árboles. Otro grupo de niños había hablado sobre los varios colores de las hojas, y por eso trabajaron en extraer el color de las hojas moliéndolas y exprimiéndolas en papel.Figura 17. Niños trabajando con hojas.

Figura 17. Niños trabajan con hojas.

Nuestra siguiente visita fue a una granja de árboles. Otra vez los niños prepararon preguntas para la visita y planificaron cuáles querían investigar. La dueña guió a los niños y les mostró cómo identificar los árboles en sus tierras. Les interesó mucho a los niños un montón grande de tocones de árboles. Los niños se sentaron y estudiaron los tocones, contaron los anillos para averiguar la edad que tenían los árboles cuando se cortaron y estudiaron cómo los tocones estaban apilados. Hicieron muchas preguntas sobre el lugar de donde los árboles habían venido y por qué se habían talado. Les sorprendió a las maestras la cantidad de tiempo que los niños querían pasar investigando el montón de tocones.

Figura 18. Niños contando anillos de crecimiento en árboles.

Figura 18. Niños contaron anillos de crecimiento en árboles.

Se permitió que los niños tomaran mucho tiempo para explorar, dibujar y hacer preguntas. Volvieron al granero y tuvieron la oportunidad de ver las herramientas que se usan para podar y talar árboles. Fueron a los campos de árboles y observaron las varias etapas de crecimiento de los árboles. La dueña mostró cómo se cubren los vástagos con aserrín para aislarlos del frío invernal. Los niños vieron árboles que tenían la misma edad de ellos. Los niños se sentían muy orgullosos al ver que ellos eran más altos. Pudieron ver las cosas que ayudan y estorban el crecimiento de los árboles, como la cantidad de la luz solar que reciben, la temperatura, el viento, la cantidad de humedad y las enfermedades que podrían afectar el árbol.

Figura 19. Niños mirando vástagos.

Figura 19. Niños miraron vástagos. Figura 20. Una perita mostrándoles herramientas a los niños.

Figura 20. Una perita les mostró herramientas a los niños. Figura 21. Una perita explicando el efecto del tiempo en los árboles.

Figura 21. Figura 21. Una perita explicó el efecto del tiempo en los árboles.

La siguiente visita tenía el propósito de examinar árboles que se hallan en otros climas. Los niños fueron a ver árboles en un invernadero. Aquí vieron árboles que se hallan en desiertos, bosques lluviosos y climas templados. Pudieron seguir identificando árboles, y los clasificaron según el lugar donde crecían. Pudieron ver árboles que todavía no habían visto en el entorno local. Se alentó a los niños a utilizar sus sentidos para explorar los árboles. Los niños hicieron impresiones a lápiz frotador en la corteza para documentar las texturas. Tuvieron la oportunidad de oler las hojas, probar la fruta y escuchar las aves que vivían en los árboles.

Figura 22. Niños mirando semillas que habían caído de los árboles.

Figura 22. Niños miraron semillas que habían caído de los árboles. Figura 23. Niños haciendo dibujos de observaciones de aves que viven en árboles.

Figura 23. Niños hicieron dibujos de observación de aves que viven en árboles. Figura 24. Una maestra leyendo información sobre un árbol muy viejo.

Figura 24. Una maestra leyó información sobre un árbol muy viejo.

Algunos peritos visitaron la clase. Un señor de la comunidad vino y les mostró a los niños cómo cultiva y cuida árboles del tipo bonsái (árboles miniaturas). Les interesó mucho a los niños observar cómo se impedía que los árboles crecieran mucho. El perito demostró técnicas de podar y les mostró a los niños cómo usar alambres para impedir que los árboles crecieran.

Figura 25. Niños tomando apuntes sobre árboles bonsái.

Figura 25. Niños tomaron apuntes sobre árboles bonsái. Figura 26. Conversando con un perito sobre cómo limitar el tamaño de los árboles.

Figura 26. Se conversa con un perito sobre cómo limitar el tamaño de los árboles. Figura 27. Comparando árboles bonsái.

Figura 27. Se comparan árboles bonsái.

La siguiente perita trabajaba como tecnóloga forestal, y habló a los niños sobre la deforestación — la tala de todos los árboles en áreas grandes. Ella pudo contestar algunas preguntas de los niños sobre de dónde proviene toda la madera que utilizamos para varias cosas. Les interesó mucho a los niños el equipo que ella utilizaba para medir la cantidad de árboles en una zona. Ella habló de las precauciones de seguridad necesarias para realizar su labor. Los niños se probaron su equipo de seguridad.

Figura 28. La tecnóloga forestal hablando de cómo utiliza mapas para hacer su trabajo.

Figura 28. La tecnóloga forestal habló de cómo utilizaba mapas para hacer su trabajo. Figura 29. Un niño llevando bolsas de equipos para plantar árboles.

Figura 29. Un niño llevaba bolsas de equipos para plantar árboles.

Ya que los niños tenían experiencias y conocimiento de sus excursiones, las maestras querían que representaran lo que habían visto y aprendido. Las maestras les ofrecieron varias opciones y fijaron las expectativas de lo que querían ver en las representaciones de los niños. Estos podían escoger entre hacer un modelo, un juego, un libro o un mapa de una de las áreas que habíamos visitado. Los niños tenían que dibujar un plan de cómo iba a verse su representación y las maestras les pidieron que hicieran una lista de lo que necesitaban. Algunos niños podían empezar sus representaciones sin ayuda, mientras que otros trabajaban en grupos pequeños.

Al fin del primer día, las representaciones tenían una calidad inferior. Las maestras querían hallar maneras de ayudar a los niños a seguir un paso más lento y a producir obras de una calidad mejor. Alentaron a los niños a repasar sus representaciones para ver si podían añadir más detalles. Se animó a los niños a revisar sus apuntes y los dibujos de las visitas. Los niños se dieron sugerencias unos a otros sobre lo que podían añadir a su trabajo. A lo largo de la semana, las representaciones empezaban a satisfacer las expectativas de las maestras, y los niños se sentían orgullosos de sus obras.

Figura 30. Un modelo de un árbol que está perdiendo las hojas.

Figura 30. Un modelo de un árbol que pierde las hojas. Figura 31. Un modelo de los árboles que se hallan en un clima tropical.

Figura 31. Un modelo de los árboles que se hallan en un clima tropical. Figura 32. Modelos de árboles.

Figura 32. Modelos de árboles. Figura 33. Los niños hicieron hojas para el árbol.

Figura 33. Los niños hicieron hojas para el árbol. Figura 34. Niños rompiendo papel a fin de hacer papel reciclado para sus invitaciones.

Figura 34. Niños rompieron papel a fin de hacer papel reciclado para sus invitaciones.

Para concluir la Fase 2 del proyecto, las maestras vieron que las representaciones de los niños se hallaban en varias etapas de compleción. Algunos niños necesitaban terminar sus representaciones, mientras que otros estaban listos para seguir adelante. A aquellos que habían terminado, se les alentó a apuntar algunos datos sobre lo que habían creado para que sus obras pudieran exhibirse. Algunos niños volvieron a la lista de preguntas para averiguar si se habían contestado. Otros niños empezaron a hacer planes para una celebración. Los niños idearon una lista de ideas de cosas que querían hacer en la celebración. Decidieron quién haría cuál trabajo y planificaron el evento para una tarde. Los niños hicieron invitaciones para sus amigos y familias y practicaron una canción que habían aprendido sobre los árboles. Decoraron el aula y exhibieron sus obras.

Fase 3: La celebración de lo aprendido

Los niños se propusieron hacer una recepción a la que sus padres pudieran asistir y mirar las obras de los niños. Dispusieron sus obras en mesas para que los padres las vieran. Los niños también arreglaron una mesa para decorar galletas. Habían aprendido que una tajada transversal de un árbol se llama una “galleta de árbol” (tree cookie en inglés). Les gustó la idea de tener galletas de árboles que podían comerse en la celebración. Los niños presentaron una canción y un baile que habían creado en la clase de gimnasio sobre cómo los árboles cambian a lo largo de las estaciones. Los padres jugaron los juegos de los niños, les hicieron preguntas, y se impresionaron con el conocimiento que los niños habían adquirido acerca de los árboles.

Figura 35. Jugando un juego sobre donde se hallan los árboles.

Figura 35. Se juega un juego sobre donde se hallan los árboles. Figura 36. Leyendo el cuento

Figura 36. Se lee el cuento “The Tall, Tall Tree” (El árbol muy, muy alto). Figura 37. Cantando la canción de Charlotte Diamond,

Figura 37. Se canta la canción de Charlotte Diamond, “What Kind of Tree Are You?” (¿Qué clase de árbol eres tú?) Figura 38. Un niño mostrándoles a su hermano mayor y su madre su modelo de árboles.

Figura 38. Un niño les mostró a su hermano mayor y su madre su modelo de árboles. Figura 39. Una madre y su hija leyendo sobre el proyecto de la niña. (Los padres tenían listas de cosas que les correspondía hallar.)

Figura 39. Una madre y su hija leyeron sobre el proyecto de la niña. (Los padres tenían listas de cosas que les correspondía hallar.) Figure 40. Needs caption.

Figura 40. Un niño presentó su modelo de un árbol.

Información de la autora

Karen se graduó de la Universidad de Alberta, Facultad de Educación, con un enfoque en la educación especial. Comenzó la carrera docente en 1999, enseñando a estudiantes con discapacidades graves. Luego enseñó a estudiantes de educación temprana con necesidades especiales por dos años. Actualmente cursa su segundo año de impartir clases del primer grado en el Child Study Centre.

Karen Bellous
Child Study Centre
Garneau School
University of Alberta
B03 Education South
Edmonton, AB, T6G 2G5
E-mail: karen.bellous@epsb.ca


Este artículo también está disponible en inglés con el título: Looking at the Trees around Us

This article has been accessed 27,816 times through June 1, 2007.