ECRP

Facebook

Enviar comentarios
a la Editora de ECRP.

          
Share View this page in English InicioContenido de todos los númerosContenido de número actual
Vol. 6 No. 2
©Derechos de autor reservados 2004

Las expectativas de padres para sus hijos pequeños en Taiwán

Equipo de los Estados Unidos

Troy E. Beckert
Utah State University

Paris S. Strom
Auburn University

Robert D. Strom
Arizona State University


Equipo de la República de China

Cheng-Ta Yang
Ming Hsin University of Science and Technology in Taiwan

Nei-Yuh Huang
National Taiwan Normal University

Yu-Wei Lin
National Taiwan Normal University

Sinopsis

El presente estudio investigó las percepciones de 223 madres y 200 padres de Taiwán respecto a sus habilidades y debilidades en la crianza de sus hijos de 3 a 6 años de edad. La versión en chino mandarín del Parent as a Teacher Inventory (PAAT, o Inventario Padres-Maestros) se administró a cada uno de los 423 sujetos. Este instrumento está diseñado para examinar cinco aspectos de la interacción entre padres e hijos. Se aplicaron análisis multivariantes de la varianza para determinar los efectos significativos de ocho variables independientes en las cinco escalas subsidiarias del PAAT. Las variables que tuvieron efectos significativos en las respuestas de los padres eran (1) la cantidad de tiempo que se pasaba con un hijo, (2) los ingresos familiares, (3) la educación paternal / maternal y (4) el sexo del progenitor. La variable con el mayor impacto era la cantidad de tiempo pasado con un hijo. Los padres que pasaban 10 o más horas por semana relacionándose con su hijo demostraron más habilidades que sus contrapartes que pasaban menos tiempo relacionándose con su hijo, como indicaron todas las escalas subsidiarias del PAAT.

Introducción

Cambios culturales y del estilo de vida

Mucha gente cree que el éxito de la sociedad depende del éxito de los padres en desempeñar sus papeles (Hsu y Hsu, 1999). Madres y padres de Taiwán concuerdan que la crianza de sus hijos les presenta una serie de desafíos más complicados que los que encontraron los padres en el pasado (Reid, 1999). Esta conclusión refleja los cambios culturales enormes que ha experimentado la nación isleña en años recientes. Al fin del estado de sitio en 1987, se quitaron las restricciones sobre los periódicos, se legalizaron los viajes al extranjero, se bajaron las tarifas sobre las importaciones y afluyeron al país bienes anteriormente inaprovechables. Dentro de una década, los ingresos por cabeza doblaron (Chien, 2003). Mucha de la nueva caudal puede atribuirse al aumento de oportunidades de empleo para mujeres. En una sola generación la familia promedia disminuyó de seis hijos al nivel actual de dos hijos. Se espera que estos jóvenes completen la escuela secundaria superior y contribuyan a una sociedad tecnológica que se está desarrollando rápidamente y que ya ha alcanzado una tasa de alfabetización de más del 90% (Cheng, 2001).

Los padres taiwaneses suelen tener largos horarios laborales y no pueden pasar mucho tiempo con sus hijos, de modo que intenten compensar la falta comprándoles cosas a sus hijos. Tal arreglo ha dado origen a una nueva clase de experiencia infantil que favorece la ropa occidental, comida rápida, música moderna, comunicación por Internet y aprender el inglés o japonés para aventajar la carrera profesional. Los estudiantes que se han expuesto a tales influencias se distinguen considerablemente de parientes mayores respecto a sus perspectivas para el futuro. Se inclinan a creer que los métodos contemporáneos de hacer las cosas deben reemplazar las costumbres viejas que han servido de mecanismo para imponerle a todo el mundo un estilo de vida uniforme (Buki, Ma, Strom y Strom, 2003; Yang, 2001).

De modo similar, los padres expresan un aprecio por los valores de la vida privada y la independencia que han adoptado del mundo occidental. Quieren que sus hijos se preparen bien para participar en el ambiente de competición global. Para realizar esta meta, una cantidad creciente de padres ha concluido que no debe perpetuar la tradición de la familia extendida donde los ancianos son figuras dominantes. Más bien, la moda es una de establecer una familia nuclear porque esta clase de estructura familiar permite que los padres y sus hijos se aparten de las ideas y patrones de comportamiento pasados de moda sin enajenarles tanto a los ancianos. Los padres guardan un profundo respeto por los parientes ancianos y típicamente les proporcionan asistencia financiera, pero desean seguir su propio camino hacia el futuro (Strom, Strom, Wang, Shen, Griswold, Chan y Yang, 1998).

Del 1997 al 2002, el gobierno promulgó una serie de reformas educativas que se proponían ayudar a las familias a hacer frente a demandas sin precedentes. Por ejemplo, el acceso a la educación temprana (kindergarten) ya se exige según la ley. Leyes han informado a los padres que la nación espera que participen activamente en enseñarles los valores morales y la ética a sus hijos. Se requiere que las escuelas ofrezcan capacitación a los padres mientras sus hijos proceden desde el kindergarten hasta la escuela secundaria superior. También se está transformando la formación docente para asegurar que los educadores están dispuestos a colaborar con los padres y entienden cómo hacerlo. Finalmente, el currículo de todos los niveles desde la educación de la niñez temprana hasta la universidad se está modificando para que se asigne la mayor prioridad al pensamiento creativo. La decisión de enfatizar el pensamiento creativo y la resolución de problemas en equipo representa un planteamiento atrevido y abarcador hacia la educación (Hwang, 2000; Republic of China Ministry of Education, 2001; Strom y Strom, 2002; Sun-Lu, 2004).

Propósitos del estudio

Hasta tiempos recientes, no se exigía que los educadores en Taiwán se relacionaran con los padres. La suposición anterior era que los maestros capacitados eran las únicas personas capaces de ayudar a los estudiantes; por lo tanto, se esperaba que los padres evitaran interferir y les dejaran la instrucción a los profesionales. En contraste, los educadores de hoy de niños pequeños tienen la tarea de convencer a los padres a que se perciban a sí mismos en un contexto nuevo-como los primeros maestros de sus hijos con la obligación de disponer en casa el aprendizaje preescolar a fin de prepararlos para el salón de clases. Algunas tareas relacionadas de los educadores incluyen las de discernir cuánto saben los padres sobre el desarrollo infantil, averiguar las expectativas de los mismos para los niños pequeños y aprender cómo la influencia paterna se ve afectada por factores demográficos. Se espera que, si los educadores pueden enterarse de las actitudes normativas de los padres taiwaneses, estarán mejor preparados para establecer relaciones de cooperación con ellos. Con el fin de avanzar hacia estas posibilidades, equipos de investigación de los Estados Unidos y Taiwán colaboraron en una encuesta sobre las expectativas paternales.

Método

Los sujetos y el reclutamiento

Los 423 padres participantes en el presente estudio constituían parejas intactas con hijos que asistían al kindergarten y programas preescolares (véase la Tabla 1). Cada padre (n = 200) y madre (n = 223) dio respuestas sobre sus expectativas respecto a los niños. Los padres y madres tenían de 27 a 35 años de edad (el 32%), de 36 a 39 años (el 34%) o de 40 a 57 años (el 33%). La mayoría tenía trabajo de tiempo completo (el 78%) y contaba con mucha formación académica, ya que el 37% poseía algún título universitario y el 27% había asistido a la escuela graduada.

Tabla 1
Frecuencias y porcentajes de progenitores taiwaneses que representaban cada categoría demográfica
Variables de identificación Progenitores (n = 423)
Frecuencia Porcentaje

Sexo del progenitor

     Padre 200 47,3
     Madre 223 52,7

Sexo del niño

     Varón 222 52,5
     Niña 201 47,5

Edad del niño

     3 o 4 años 129 30,5
     5 años 143 33,8
     6 años 151 35,7

Edad del progenitor

     27 a 35 años 137 32,4
     36 a 39 años 145 34,3
     40 a 57 años 141 33,3

Cantidad de tiempo pasado juntos

     5 horas o menos 101 23,9
     5 a 10 horas 91 21,5
     10 horas o más 231 54,6

Estado de empleo

     Empleado a tiempo parcial, desempleado o ama de casa 92 21,7
     Empleado a tiempo completo 331 78,3

Ingresos familiares en NT$

     NT$ 720.000 o menos 50 11,8
     NT$ 720.000 a 1.300.000 202 47,8
     NT$ 1.300.000 o más 171 40,4

Formación académica del progenitor

     Escuela primaria o secundaria 56 13,2
     Estudios en un instituto post-secundaria o algunos estudios universitarios 98 23,2
     Título universitario 156 36,9
     Escuela graduada 113 26,7

Los participantes informaron sobre su relación con hijos varones (n = 222) o hijas (n = 201). Los niños tenían 3 o 4 años de edad (el 31%), 5 años (el 34%) y 6 años (el 36%). Más de la mitad (el 55%) de los padres indicó que pasaba más de 10 horas por semana relacionándose con su hijo y haciendo cosas con ellos. Otro 22% pasaba de 5 a 10 horas por semana con su hijo, y el 24% estuvo con su hijo por menos de 5 horas por semana.

Miembros de la facultad de una universidad de formación docente en la ciudad de Taipei fueron los responsables de recoger los datos de padres cuyos hijos asistían a clases de kindergarten y preescolares en la escuela-laboratorio de la universidad. Se ofreció a los padres un paquete repartido por el maestro y llevado a casa por su hijo. Este paquete abarcaba una carta de explicación sobre el estudio, formularios de consentimiento informado y dos copias del inventario Parent as a Teacher (PAAT). La carta señalaba que el propósito de la encuesta era el de identificar cómo los padres taiwaneses percibían a sí mismos en relación con sus capacidades de criar a sus hijos, así como sus necesidades de información como el maestro de su hijo en casa. Las respuestas se utilizarían para ayudar a los educadores a formar un currículo apropiado para los padres que mejorara la cooperación entre las familias y las escuelas. Se pidió que la madre y el padre completaran su inventario individual separadamente sin consultarse uno al otro. También se les informó que los nombres de los participantes se mantendrían confidenciales y se excluirían de informes sobre el estudio. De los 540 padres contactados, 423 (el 78%) completaron la encuesta.

Instrumentación

El inventario PAAT tiene el propósito de identificar cualidades favorables de padres con hijos de 3 a 9 años de edad y descubrir comportamientos para los cuales parece justificada una formación más extensa (Strom, 1995). El PAAT identifica las maneras de los padres de relacionarse con su hijo, lo que desean o esperan de su hijo, las acciones que se toman en respuesta a varios comportamientos del hijo y la comprensión de los padres sobre cómo facilitar el desarrollo infantil. El inventario incluye 50 puntos de tipo Likert que constituyen cinco escalas subsidiarias con 10 puntos cada uno. Las escalas subsidiarias representan conceptos claves sobre el desarrollo infantil y la crianza de los hijos que se hallan en la literatura de investigación e incluyen las siguientes categorías:

  1. Creatividad: la aceptación de parte de los padres de la creatividad del niño, y su disposición para animar el desarrollo de ella.
  2. Frustración: la frustración paterna con el niño y el enfoque de tal frustración.
  3. Control: los sentimientos de los padres respecto a la necesidad de controlar el comportamiento del niño.
  4. Juego: la comprensión paterna del juego y su influencia en el desarrollo infantil.
  5. Enseñanza / Aprendizaje: los puntos de vista de los padres sobre el desarrollo infantil y su capacidad de proporcionar un ambiente de apoyo en el hogar.

Las instrucciones del PAAT informan a quienes responden al inventario que leerán frases de sentimientos acerca de su hijo. Para cada frase, han de marcar una sola respuesta. Cada punto incluye cuatro respuestas posibles: (1) respuesta afirmativa fuerte, (2) respuesta afirmativa, (3) repuesta negativa y (4) respuesta negativa fuerte. Si los padres no tienen ninguna duda sobre una declaración, se les instruye a marcar una de las respuestas fuertes. De otro modo se debe marcar la respuesta afirmativa o negativa, indicando así la dirección de sus sentimientos respecto a cada una de las 50 frases. No se impone ningún límite del tiempo.

La evaluación del inventario implica asignar un valor numérico de 4, 3, 2 o 1 a cada una de las 50 respuestas. Las respuestas más deseables, de acuerdo con la investigación sobre el desarrollo infantil, reciben un valor de 4, asignándose a las demás respuestas valores que disminuyen de acuerdo con su distancia del más deseable. La evaluación puede comenzar desde o la izquierda o la derecha. Por ejemplo, la respuesta más deseable para el punto #29 es la afirmativa fuerte, mientras que la respuesta más deseable del punto #39 es la negativa fuerte. Ambas respuestas recibirían el valor de 4. Las personas que marcaran otras respuestas recibirían los valores menores, como se demuestra abajo.

  Respuesta afirmativa fuerte Respuesta afirmativa Respuesta negativa Respuesta negativa fuerte
29. Mi hijo aprende palabras nuevas cuando jugamos. 4 3 2 1
39. Se me hace difícil mantener el interés cuando juego con mi hijo. 1 2 3 4

Después de asignarse un valor a cada respuesta, se derivan los subtotales de Creatividad, Frustración, Control, Juego y el proceso de Enseñanza / Aprendizaje. Resultados de 2,5, el promedio absoluto, se utilizan para distinguir entre respuestas que se consideran como favorables o desfavorables. Cuando se presenta un promedio grupal de 2,5 o más para un punto o una escala subsidiaria, se considera como favorable. Más específicamente, los resultados de 2,5 a 2,99 son un tanto favorables y resultados de 3,0 a 4,0 son muy favorables. A la inversa, los resultados promedios menos de 2,5 son desfavorables; resultados de 2,0 a 2,49 son un tanto desfavorables y resultados de 1,0 a 1,99 son muy desfavorables.

La mayoría de los padres se interesa por recibir respuestas y consejos sobre su propio comportamiento. Esta meta se alcanza por medio de preparar una descripción individual que incluye todos los 50 puntos del inventario adaptados a un formato positivo. Los padres examinan su descripción para determinar las evaluaciones basadas en sus propias respuestas.

Confiabilidad y validez

Estudios extensos de confiabilidad y validez utilizando una amplia gama de muestras lingüísticas, social-económicas y culturales han determinado que el PAAT es un instrumento válido para evaluar los aspectos fundamentales de la crianza de los hijos (Strom, Fisharah, Strom, Wurster, El-Samadony y El Khatib, 1991; Strom, Johnson, Strom y Strom, 1990; Strom, Barros y Strom, 1990; Strom, 1995). El coeficiente alpha general para este estudio fue 0,80.

Antes de que el PAAT pudiese proporcionarse a los padres, fue necesario traducir el instrumento al chino mandarín. Esta tarea implicó la colaboración de tres psicólogos del desarrollo que hablaban con fluidez el mandarín y el inglés. Además, se asignó a cinco hablantes monolingües del mandarín como verificadores. Primero, el inventario se tradujo del inglés al mandarín y luego se tradujo otra vez a la lengua original para comprobar la fidelidad de la traducción. La versión original en inglés y la traducción del mandarín al inglés entonces se compararon para asegurar la exactitud del contenido. Finalmente, se hicieron cambios idiomáticos para asegurar la comprensibilidad para lectores taiwaneses. El equipo taiwanés de investigación consideró que todos los 50 puntos del PAAT eran apropiados para su cultura. Por consiguiente, no se quitó ni se modificó ningún punto de la traducción al mandarín que se administró a los padres y madres.

Análisis de datos

Se llevaron a cabo varios análisis descriptivos para identificar frecuencias de puntos, porcentajes, resultados promedios de puntos y desviaciones típicas. Análisis deducidos constaban de comparaciones de los resultados promedios entre sujetos dentro de grupos. Las variables independientes incluían el sexo del progenitor, el sexo del niño, la edad del niño, la edad del progenitor, la cantidad de tiempo pasado juntos, el estado de empleo, los ingresos familiares y la formación académica paternal. Las variables dependientes incluían las cinco escalas subsidiarias del PAAT. Se llevaron a cabo análisis de la varianza (ANOVAs) para cada escala subsidiaria a fin de averiguar el efecto de cada variable independiente en cada escala subsidiaria. Comparaciones de parejas de puntos clarificaron aún más algunas diferencias significativas en las escalas subsidiarias.

Resultados

Se realizaron ANOVAs para cada variable dependiente a fin de determinar los efectos del sexo del progenitor (padre y madre). La escala de Juego fue la única que mostró diferencias significativas entre madres (M = 3,01) y padres (M = 2,94); F (1, 421) = 6.44, p < 0,01.

No se hallaron ningunas diferencias significativas para las variables independientes del sexo del niño, la edad del niño, la edad del progenitor ni el estado de empleo del mismo con respecto a las variables dependientes-Creatividad, Frustración, Control, Juego y Enseñanza / Aprendizaje (véase la Tabla 2).

Tabla 2
Análisis de la varianza y las variables independientes para padres taiwaneses de niños pequeños
Fuente de varianza Multivariante F
Univariante F
Creatividad Frustración Control Juego Enseñanza /
Aprendizaje
Sexo del progenitor  3,31 1,33 1,15  2,66  6,44*  0,14
Sexo del niño  0,48 1,58 1,25  1,08  0,15  0,10
Edad del niño  0,36 0,83 0,30  0,74  0,16  0,36
Edad del progenitor  0,71 0,24 1,04  0,81  2,02  0,71
Cantidad de tiempo pasado juntos 26,14*** 4,55* 8,27*** 13,03*** 35,69*** 15,95***
Estado de empleo  0,19 0,38 0,54  0,12  1,55  1,33
Ingresos familiares  4,37** 4,85** 0,85  2,95  2,86  2,68
Formación académica paternal  7,54*** 13,26*** 2,44  3,05*  1,58  5,72***
* p < 0,05
** p < 0,01
*** p < 0,001

La cantidad de tiempo pasado juntos

Un análisis unidireccional y multivariante de la varianza (MANOVA) se realizó para determinar los efectos de las tres categorías de la cantidad de tiempo que pasaban juntos (5 horas o menos, de 5 a 10 horas, 10 horas o más) en las cinco variables dependientes (escalas del PAAT). Con el uso del criterio Wilks (criterio lambda), las variables dependientes combinadas se vieron afectadas significativamente por la variable del tiempo pasado juntos, F (10, 832) = 7,73, p < 0,001.

Se llevaron a cabo ANOVAs para cada variable dependiente como pruebas de seguimiento al MANOVA. Se halló que los ANOVAs para cada una de las cinco escalas subsidiarias eran significativas: Creatividad, F (2, 420) = 4,55, p < 0,001; Frustración, F (2, 420) = 8,27, p < 0,001; Control, F (2, 420) = 13,03, p < 0,001; Juego, F (2, 420) = 35,69, p < 0,001; y Enseñanza / Aprendizaje, F (2, 420) = 15,95, p < 0,001 (véase la Tabla 3).

Tabla 3
Promedio (M), desviación típica (SD) y estadísticas de ANOVA para padres taiwaneses respecto a la cantidad de tiempo pasado juntos para las escalas del PAAT
Escala   La cantidad de tiempo pasado juntos
5 horas o menos
(n = 101)
De 5 a 10 horas
(n = 91)
10 horas o más
(n = 231)
 
M SD M SD M SD F (2, 420) p
Creatividad 2,78 0,21 2,77 0,19 2,83 0,22 4,55 0,011*    
Frustración 2,65 0,23 2,64 0,31 2,76 0,29 8,27 0,000***
Control 2,82 0,26 2,85 0,29 2,97 0,30 13,03 0,000***
Juego 2,84 0,24 2,90 0,25 3,07 0,25 35,69 0,000***
Enseñanza- Aprendizaje 2,82 0,24 2,91 0,32 3,01 0,29 15,95 0,000***
General 2,78 0,17 2,81 0,20 2,92 0,19 26,14 0,000***
* Significativo al nivel de 0,05.
*** Significativo al nivel de 0,001

Se realizó un ANOVA sobre el tiempo que pasaban juntos para el resultado general a fin de determinar la relación entre los dos. Este análisis no se consideró como una prueba de seguimiento al MANOVA. Los resultados indicaron que el resultado general era afectado por la variable de tiempo, F (2, 420) = 26,14, p < 0,001. Para obtener una comprensión más profunda de la relación entre los grupos, se llevaron a cabo comparaciones de parejas de las diferencias medias grupales para la variable de tiempo pasado juntos utilizando el procedimiento de Tukey de suponer varianzas iguales.

Los padres que informaron de pasar 10 o más horas con sus hijos (M = 2,83, SD = 0,21) tenían resultados promedios significativamente (p < 0,05) mayores en la escala de Creatividad que el grupo de padres de 5 a 10 horas (M = 2,77, SD = 0,19).

Los padres que informaron de pasar 10 o más horas con sus hijos tuvieron resultados promedios (M = 2,76, SD = 0,29) significativamente mayores (p < 0,01) en la escala de Frustración que los dos demás grupos, de 5 horas o menos (M = 2,65, SD = 0,23) y de 5 a 10 horas (M = 2,64, SD = 0,31).

De manera similar, en la escala de Control, los padres que informaron de pasar 10 o más horas con sus hijos tuvieron resultados promedios (M = 2,97, SD = 0,30) significativamente mayores (p < 0,001) que el grupo de 5 horas o menos (M = 2,82, SD = 0,26) y significativamente mayores (p < 0,01) que el grupo de 5 a 10 horas (M = 2,85, SD = 0,29).

Los padres que informaron de pasar 10 o más horas con sus hijos una vez más tuvieron resultados promedios (M = 3,07, SD = 0,25) significativamente mayores (p < 0,001) que cualquiera de los otros dos grupos, de 5 horas o menos (M = 2,84, SD = 0,24) y de 5 a 10 horas (M = 2,90, SD = 0,25) en la escala de Juego.

Finalmente, en la escala de Enseñanza / Aprendizaje, el patrón de los padres que informaron de pasar 10 o más horas con sus hijos tuvieron resultados promedios (M = 3,01, SD = 0,29) significativamente mayores (p < 0,01) que cualquiera de los otros dos grupos, de 5 horas o menos (M = 2,82, SD = 0,24) y de 5 a 10 horas (M = 2,91, SD = 0,32).

Ingresos familiares

Los ingresos familiares no representaban una variable significativa utilizando el MANOVA, F (10, 832) = 1,58, p = 0,112. No obstante, cuando se realizaron ANOVAs para cada escala y el resultado general, la escala de Creatividad fue la única significativa F (2, 420) = 4,85, p < 0,01. Para comprender más profundamente las relaciones entre los tres grupos de ingresos (NT$ 720.000 o menos, de NT$ 720.000 a 1.300.000, y NT$ 1.300.000 o más; el tipo de conversión de monedas era en NT$ 33 por US$ 1), se llevaron a cabo comparaciones de parejas de las diferencias medias grupales respecto a los ingresos familiares utilizando el procedimiento de Tukey de suponer varianzas iguales. En la escala de Creatividad, el grupo con los ingresos familiares menores se dio una auto-evaluación (M = 2,72, SD = 0,22) menos favorable que el grupo de NT$ 720.000 a 1.300.000 (M = 2,81, SD = 0,22; p < 0,05) y el de NT$ 1.300.000 o más (M = 2,83, SD = 0,20; p < 0,01).

Formación académica de los padres

El MANOVA reveló el efecto significativo de la formación académica paternal (la escuela primaria a la secundaria superior, un instituto post-secundaria o algunos estudios universitarios, el título universitario, o la escuela graduada) en las cinco variables dependientes, F (15, 115) = 3,30, p < 0,001. Se realizaron ANOVAs para cada variable dependiente como pruebas de seguimiento. La formación académica paternal tuvo efectos significativos en las respuestas de los padres en las escalas de Creatividad, F (3, 419) = 13,26, p < 0,001; Control, F (3, 419) = 3,05, p < 0,05; y Enseñanza / Aprendizaje, F (3, 419) = 5,72, p < 0,001. Específicamente, estas diferencias de escala se examinaron utilizando comparaciones de parejas de las diferencias medias grupales. En cada caso, los padres con más formación académica se dieron auto-evaluaciones significativamente mayores que aquellos con menos formación.

Discusión

Creatividad

La cantidad de tiempo que se pasaba juntos, los ingresos familiares y la formación académica paternal tuvieron efectos significativos en la variable dependiente de Creatividad. Los padres taiwaneses con hijos pequeños esperan, con cierta ansiedad, proporcionar la mejor educación posible a su hijo. Comprenden la importancia que se concederá a las notas y los resultados de exámenes mientras el niño progresa hacia la universidad. Por consiguiente, aún durante los primeros años de la escuela suelen enfocarse en los efectos de los estudios académicos basados en resultados que en los posibles efectos positivos de la creatividad para el futuro de su hijo pequeño. Cuando es exclusivo el énfasis académico, se desanima el comportamiento creativo.

Además, el punto de vista tradicional taiwanés de que los ancianos deben servir de modelos para los jóvenes a veces puede entrar en conflicto con la meta de animar la creatividad de niños expresada en el juego imaginativo. Los progenitores representan una autoridad que no es posible cuestionar. Debido a lo profundamente arraigada de la cultura, se hacen esfuerzos por preservar la jerarquía dentro de las familias. De manera concordante, los padres taiwaneses desean mantener su papel como consejeros en quienes se tiene confianza y podría hacérseles difícil conciliar esta meta con la participación en actividades imaginativas que podrían socavar su posición dominante.

Sin embargo, las tendencias actuales en la fuerza laboral global indican una necesidad de creatividad entre los profesionales jóvenes. Los empleadores buscan cada vez más a individuos que pueden crear ideas nuevas y trabajar bien en equipos cooperativos. Todavía se valora la educación formal, pero el componente de creatividad aumenta tanto la importancia de un empleado como sus posibilidades profesionales. Taiwán lleva desde el 2001 pasando por un proceso de asignar una prioridad elevada a la creatividad en la educación primaria y secundaria. Este cambio podría indicar que se está dando cuenta la sociedad taiwanesa de la necesidad de estimular la creatividad del niño en desarrollo.

La cantidad de tiempo pasado juntos

En el presente estudio y en otros relacionados sobre los fuertes y las necesidades de los padres en su labor de criar a sus hijos, una de las variables más penetrantes es la cantidad de tiempo que los padres pasan relacionándose con su hijo. Los padres que pasaron 10 horas o más con sus hijos tuvieron resultados significativamente mayores que los demás padres respecto al resultado general y las escalas de Creatividad, Frustración, Control, Juego y Enseñanza / Aprendizaje. Estos hallazgos sugieren que se debe animar a los padres a reconocer este factor en particular como un área de enfoque en su relación con su hijo. Cuesta tiempo la mayoría de las tareas implicadas en ayudar el desarrollo de un niño. Los padres que invierten más tiempo hablando y haciendo cosas con su hijo se perciben a sí mismos como más exitosos.

Los hallazgos contradicen la aseveración conocida de que cantidades menores de "tiempo de calidad" equivalen cantidades mayores de tiempo pasado juntos. Parece más bien que una manera efectiva para que los padres se informen mejor sobre lo que pasa en la vida de su hijo es la de pasar tiempo juntos.

Queda más allá del alcance de este tipo de diseño de investigación el establecer una relación causal entre pasar más tiempo con un hijo y el éxito como padre o madre. No obstante, los educadores pueden utilizar las respuestas de estos padres para ayudarse a diseñar un currículo que sea provechoso para las familias. La variable del tiempo que se pasa juntos parece ser muy prometedor como un factor manipulable en los programas de intervención para padres porque implica un proceso de la toma de decisiones-los padres pueden decidir a pasar más tiempo con sus hijos. Este cambio en el estilo de criar a los hijos no exige más formación académica ni ingresos mayores.

Conclusión

Es preciso discutir las limitaciones del presente estudio y algunas advertencias. Primero, se desconoce si los hallazgos de este estudio pudiesen generalizarse a otros grupos de padres de Taiwán o de otros países. Segundo, el PAAT no se propone ser exhaustivo. Otros aspectos de la crianza de los hijos podrían dar razón de la variación entre el grado de éxito alcanzado. Finalmente, este diseño descriptivo no se propone hacer implicaciones acerca de la causalidad. Se necesitarían intervenciones educativas futuras para ayudarnos a determinar las relaciones causales entre las variables.

En conclusión, los padres taiwaneses de niños pequeños obtuvieron resultados en el PAAT un tanto favorables respecto a las prácticas de criar a los hijos en todas las escalas subsidiarias y en el resultado general. El resultado mayor fue para la escala subsidiaria de Juego y el resultado menor fue para la escala de Frustración. La facultad del kindergarten tiene planificado comenzar su currículo de educación para padres enfocándose en 13 puntos donde los resultados grupales de los padres fueron un tanto desfavorables o muy desfavorables. Se destinará un énfasis especial a varios puntos de la escala subsidiaria de Creatividad que recibieron la mayor cantidad de respuestas desfavorables. El currículo para padres también reforzará actitudes y procedimientos que los padres ya desempeñan de una manera recomendable.

Referencias

Buki, Lydia P.; Ma, Tsung-Chieh; Strom, Robert D. y Strom, Shirley K. (2003). Chinese immigrant mothers of adolescents: Self-perceptions of acculturation effects on parenting. Cultural Diversity and Ethnic Minority Psychology, 9 (2), 127-140. EJ 670 992.

Cheng, Tun-jen. (2001). Transforming Taiwan's economic structure in the 20 th century. China Quarterly, 165, 19-36.

Chien, F. (2003, October). The economic growth of the Republic of China. A presentation at the Center for Asian Studies at Arizona State University, Tempe, AZ.

Hsu, Francis L. K. y Hsu, George L. T. (1999). My life as a marginal man. Taipei, Taiwan: SMC Publishing.

Hwang, J. (2000). On Taiwan's education reform: A policy-oriented analysis. Educational Policy Forum, 3 (1), 26-53.

Reid, T. R. (1999). Confucius lives next door: What living in the East teaches us about living in the West. New York: Random House.

Republic of China Ministry of Education. (2001). Creativity education: White book. Taipei, Taiwan: Author.

Strom, Robert. (1995). Parent as a Teacher Inventory (PAAT). Bensenville, IL: Scholastic Testing Service.

Strom, Robert; Barros, Luisa y Strom, Shirley. (1990). Social change and parent education. International Journal of Sociology of the Family, 20 (Autumn), 213-228.

Strom, Robert; Fisharah, Fatma; Strom, Shirley; Wurster, Stanley; El-Samadony, A. E. y El-Khatib, Ali. (1991). Growing up in Egypt. International Review of Modern Sociology, 21 (2), 25-44.

Strom, Robert y Johnson, Aileen, Strom, Shirley, & Strom, Paris. (1990). Talented children in minority families. International Journal of Early Childhood, 21 (2), 39-48.

Strom, Robert y Strom, Paris. (2002). Changing the rules: Education for creative thinking. Journal of Creative Behavior, 36 (3), 183-200. EJ 655 530.

Strom, Robert; Strom, Shirley; Wang, Chi-Mei; Shen, Yuh-Ling; Griswold, Dianne; Chan, Hou-Shen y Yang, Chu-Yin. (1998). Family harmony: Grandparents in Taiwan and the United States. International Journal of Experimental Research in Education, 35 (2), 419-464.

Sun-Lu, Fan (2004). Speech by Vice Minister of Education Fan Sun-Lu. Retrieved September 16, 2004, from http://140.111.1.22/english/en03/s200401_C.htm

Yang, S. (2001). Dilemmas of education reform in Taiwan: Internationalization or localization? Paper presented at the annual meeting of the Comparative and International Education Society, Washington, DC.

Información de los autores

Troy E. Beckert es profesor auxiliar of de desarrollo familiar, de consumidores y humano en la Utah State University. Es asociado de investigación con la Office of Parent Development International (Oficina Internacional de Capacitación para Padres). Su investigación tiene que ver con la evaluación intergeneracional de los fuertes y las necesidades de los padres de niños y adolescentes en ambientes de diversidad cultural.

Troy E. Beckert
Family, Consumer, and Human Development
Utah State University
2905 Old Main Hill
Logan, UT 84322-2905
Email: troy.beckert@usu.edu

Paris S. Strom es profesor auxiliar de los fundamentos, el liderazgo y la tecnología educativos en la Auburn University. Su investigación tiene que ver con los métodos comunicativos tecnológicos para unir los esfuerzos de maestros y padres, medidas de la inteligencia interpersonal y formatos para que los maestros observen, registren y respondan a comportamientos estudiantiles positivos.

Robert D. Strom es profesor de la psicología educativa en la Arizona State University. Su investigación tiene que ver con la evaluación de las expectativas de padres y abuelos durante la niñez y la adolescencia y la medida de percepciones de sí mismo y de los compañeros respecto al desempeño de las habilidades de trabajar en equipo durante el aprendizaje cooperativo.

Cheng-Ta Yang es profesor auxiliar de desarrollo infantil y educación en la Ming Hsin University of Science and Technology en Taiwán. Sus actividades de investigación y de servicios de asistencia comunitaria incluyen explorar las conexiones entre el hogar, la escuela y la comunidad y el desarrollo cognitivo de niños pequeños. En la actualidad se enfoca en la investigación e intervención de un grupo minoritario reconocido por "novias extranjeras" y sus hijos pequeños.

Nei-Yuh Huang es profesora de desarrollo humano y estudios familiares en la National Taiwan Normal University. Sus intereses profesionales la llevaron a trabajar en la alfabetización infantil, educación para familias y estudios del género sexual. Actualmente trabaja activamente por mejorar la calidad de la educación de la niñez temprana en Taiwán.

Yu-Wei Lin es profesora auxiliar en la National Taiwan Normal University. Sus intereses de investigación se enfocan en el desarrollo profesional y la formación docente de maestros para la niñez temprana y las actividades creativas para niños pequeños. Fue directora del kindergarten experimental en la National Taiwan Normal University. Actualmente está trabajando en un proyecto de investigación comparativa enfocado en la formación docente de maestros para la niñez temprana.

This article has been accessed 5,720 times through June 1, 2007.