ECRP

Facebook

Enviar comentarios
a la Editora de ECRP.

          
Share View this page in English InicioContenido de todos los númerosContenido de número actual
Vol. 9 No. 2
©Derechos de autor reservados 2007

El Proyecto de los Bebés

Darby L. Harden y Tasha B. Verdeyen
Centro Proto-Tykes de Cuidado Infantil
Sullivan (Illinois, EE.UU.)

Sinopsis

El presente artículo discute un proyecto acerca de los bebés que fue emprendido por una clase de niños de entre 2,9 y 3,9 años de edad en un pueblo pequeño del estado de Illinois. Durante este proyecto los niños estudiaron los equipos y materiales necesarios para cuidar a bebés. Hicieron muñecas para la clase, construyeron una cuna, hicieron dibujos de observación, crearon redes de conceptos y tuvieron la oportunidad de cuidar a una beba real. El artículo documenta el trabajo de los niños mediante fotografías, contiene las reflexiones de las maestras y presenta una lista de los Parámetros de Aprendizaje Infantil de Illinois que se cumplieron.

Información de fondo

El Centro Proto-Tykes de Cuidado Infantil ofrece programas educativos de alta calidad a bebés y niños de entre 6 semanas y 3 años de edad y niños de edad preescolar, de entre 3 y 5 años, en clases de edades mixtas. El Centro Proto-Tykes fue fundado en 1989 por Ron Harshman, presidente de la compañía local Agri-Fab, y su esposa, Sheila, con el propósito de proveerles el cuidado infantil cerca del sitio de trabajo a los empleados de Agri-Fab. Esta compañía fabrica productos para los patios y jardines, además de productos para varias industrias. A medida que aumentaba la cantidad de niños matriculados, en 1992 el centro también empezó a servir a los niños y las familias de Hydro-Gear, otra compañía local que fabrica sistemas de maquinaria de dirección hidrostática para la industria de jardinería. Nuestra clase, los Pajaritos, consta de un grupo pequeño de nueve niños de entre 2,9 y 3,9 años de edad.

Fase 1: El inicio de nuestro Proyecto de los Bebés

Tasha, mi maestra colaboradora, y yo veníamos centrando la planificación y las actividades de nuestra clase en los intereses de los niños desde hacía tiempo pero no habíamos intentado llevar a cabo un proyecto en la realidad. En febrero de 2007 asistimos a un taller sobre el Método de Enseñanza por Proyectos presentado por la Profesora Lilian Katz y Sallee Beneke. Después de asistir al taller, las dos estuvimos de acuerdo que había llegado el momento de dar un paso más. Discutimos muchos posibles temas de un proyecto pero después de documentar durante varias semanas nuestras observaciones además de las conversaciones y preguntas de los niños, decidimos que el tema de los bebés sería provechoso para hacer un proyecto de la clase. Poco después de que volvimos de asistir al taller, emergió el Proyecto de los Bebés.

La primera red de conceptos y la recolección de materiales (12 de febrero de 2007)

Empezamos al crear una red de conceptos con los niños. Les explicamos que al crear una red, demostrarían lo que sabían acerca de los bebés. La primera red era bastante simple. Entre las palabras y los conceptos que conocían se hallaban cuna, leche, alimento de bebés, biberón, pañal y cobijas. Después de crear la red (Figuras 1 y 2), nos parecía que los niños podrían empezar sus investigaciones al explorar los materiales necesarios para cuidar a bebés. Darby proporcionó muchos de los materiales para este proyecto. Los materiales eran fáciles de obtener porque ella tenía una hija pequeña en casa. Agregamos a los materiales en el aula tales cosas como pañales, jarras de alimento de bebés, un aspirador, una silla alta, cucharitas para bebés, una bolsa para pañales, baberos, cobijas y un asiento de seguridad para el coche. Los niños examinaron muy minuciosamente todos los objetos. Los incorporaron a sus juegos dramáticos y aprendieron los usos apropiados de cada uno (Figuras 3 y 4).

Figura 1

Figura 1. Junto con Tasha, los niños empezaron el proceso de formar una red de conceptos. Figura 2

Figura 2. Ava y Mary colaboraron para crear su propia red. Figura 3

Figura 3. Delaney usó el aspirador para darle medicina a su bebé. Figura 4

Figura 4. Logan usó el aspirador para echar combustible a su camión de bomberos.

El proceso de hacer descubrimientos (13 de febrero de 2007)

El 13 de febrero trajimos a la clase un aspirador para las exploraciones de los niños. Un aspirador es un dispositivo que se usa para sacar el moco de la nariz de un niño. Cuando pregunté a los niños qué pensaban que era, Delaney dijo: “Es para la medicina”. Blake creía que se usaba en la bañera y Logan lo usó para llenar de “combustible” el depósito de su camión de bomberos. Los niños exploraron el aspirador durante varios días antes de idear el uso apropiado del dispositivo. No les explicamos inmediatamente la respuesta a la pregunta porque queríamos observar las ideas que se formarían sobre el uso del objeto. Después de unos pocos días de exploraciones, Mary empezó a usar el aspirador de la manera correcta con su muñeca. Entonces discutimos el uso del aspirador con Mary y los demás niños.

Cuando se llevó a la clase la silla alta, Blake y Ava sentaron su muñeca beba en ella para “darle de comer”. Pidieron usar el cereal real para bebés. Ava llenó una taza de agua y los dos niños se turnaron mezclando agua en el cereal para explorar diferentes consistencias. Blake llevó la taza para bebés al fregadero y la llenó con agua para el bebé (Figura 5).

Figura 5

Figura 5. Blake y Ava se turnaron dando comida y agua a la muñeca beba.

Fase 2: Recolección de información

La exploración de un asiento de seguridad (13 de febrero de 2007)

Ava y Blake exploraron un asiento de seguridad para el coche que una maestra del centro había llevado a la clase. Los niños tuvieron que colaborar para levantar la silla. Quisieron aprender cómo sujetar la muñeca beba en el asiento. Les mostré el uso del sistema de correas para mantener seguros a los bebés. Discutimos con la clase por qué se usan los asientos de seguridad y por qué es importante que los bebés estén sentados en ellos al viajar por coche. Los niños también discutieron los asientos de seguridad que usan en sus coches y cómo estos se ven diferentes en comparación con el asiento para bebés (Figuras 6 y 7).

Figura 6

Figura 6. Blake y Ava exploraron un asiento de seguridad que una maestra había traído a la clase. Tuvieron que colaborar para levantar la silla. Figura 7

Figura 7. Ava sujetó la muñeca beba y la cubrió con el dosel.

Dibujos de observación (13 de febrero de 2007)

En la mañana del 13 de febrero los niños expresaron un interés en dibujar a un bebé. Decidimos colocar la muñeca beba en la mesa para que hicieran dibujos de observación. Esta fue la primera vez que los niños hicieran un dibujo de este tipo. La muñeca estaba situada a un ángulo donde Blake no podía verle los ojos. Me dijo: “Darby, no puedo ver los ojos”. Le expliqué que no había nada de malo con eso y que simplemente debía dibujar lo que podía ver. No me pareció que estaba contento con esto. Rápidamente se puso de pie, levantó la muñeca y la colocó enfrente de su papel. Empezó a sonreír y dijo: “Ahora sí puedo ver los ojos de la bebé” (Figura 8).

Figura 8

Figura 8. Durante el día los niños expresaron un interés en dibujar a un bebé. Este fue su primer dibujo de observación.

La construcción de la cuna (empezada el 14 de febrero de 2007)

Cuando habíamos trabajado con los niños para hacer la primera red, parecía que les interesaba especialmente dónde dormían los bebés. Mary hizo la pregunta: “¿Dónde vamos a guardar nuestros bebés?”, lo que dio inicio a la discusión de las cunas. Al poco tiempo los niños empezaron a crear planos y proyectos para construir una cuna. Una vez que los planos se habían completado, Mary pidió los materiales que necesitaba para trabajar en el proyecto. Logan quería una caja, cereal de harina de avena en forma de anillitos, hilo, marcadores y tijeras para este proyecto de la cuna. Tasha ayudó a Logan con el proyecto. Durante la construcción de la cuna, pudimos observar muchos de los talentos y los intereses de los niños. Mary y Blake se enfocaron principalmente en dibujar y crear planes pero Logan se centró en la construcción. Una vez que se comenzó la construcción y se habían reunido los materiales necesarios, Logan rápidamente se estableció como uno de los líderes de la construcción. Parecía que le gustaba esta faceta del proyecto (Figuras 9 y 10).

Figura 9

Figura 9. Los niños dibujaron un plano de la cuna que querían construir. Figura 10

Figura 10. Logan fue uno de los líderes de la construcción de la cuna.

La discusión de las muñecas bebas (15 de febrero de 2007)

Introducimos ropa real para bebés al salón de clases. No obstante, al poco tiempo los niños se dieron cuenta de que la ropa no quedaba bien a nuestras muñecas pequeñas. Nos sentamos con los niños y discutimos maneras de hacer muñecas nuevas, a las que quedaría bien nuestra ropa para bebés. Mary sugirió que necesitábamos ir al banco y sacar dinero para comprar muñecas nuevas, pero después de pensarlo un rato ideó otro plan. Mary me dijo: “Darby, necesitamos una máquina”. “¿Qué tipo de máquina?— le pregunté. “Una máquina de bebés— dijo Mary. Las niñas discutieron maneras de hacer bebés de tela, y luego formulamos un plan (Figuras 11 y 12).

Figura 11

Figura 11. Olivia, Ava y Mary discutieron maneras de hacer bebés de la tela. Figura 12

Figura 12. Las niñas exploraron la tela, y formulamos un plan.

La elaboración de las muñecas (16 de febrero de 2007)

Después que se había decidido que necesitábamos una máquina para hacer las muñecas nuevas, yo traje al salón de clases una máquina de coser y empecé a trabajar en el proyecto. Durante la experiencia de la costura, los niños mostraron mucha curiosidad sobre las varias velocidades de la máquina. Repetidas veces me pidieron hacer que la máquina anduviera más rápido. Los niños aprendieron sobre las diferentes partes de la máquina de coser y aprendieron nuevos vocablos asociados con la costura (Figuras 13 y 14):

Figura 13

Figura 13. Parecía que les interesaban especialmente a los niños las varias velocidades de la máquina.

Figura 14

Figura 14. La clase se reunió alrededor de la máquina de coser para observar mientras se hacían las muñecas bebas. Seguían pidiéndome hacer que la máquina anduviera más rápido.

La segunda red de conceptos (22 de febrero de 2007)

Después de trabajar con el tema durante 10 días, creíamos que sería provechoso desarrollar una segunda red de conceptos con los niños para ver si había incrementado su conocimiento acerca de los bebés (Figura 15). Los niños mostraron un crecimiento excepcional en su conocimiento. He aquí algunos de los vocablos relacionados con los bebés que los niños habían aprendido:

  • Columpio
  • Toallitas húmedas
  • Crema para la rozadura
  • Jabón para bebés
  • Talco
  • Loción
  • Chupete
  • Cereal
  • Alimento para bebés
  • Camita para bebés
  • Bolsa para pañales
  • Cuna
  • Babero
  • Silla alta
  • Cochecito para bebés
  • Biberón
  • Asiento de seguridad
  • Fórmula
  • Aspirador

Figura 15

Figura 15. Jackson se sentó junto a la segunda red de conceptos.

La segunda experiencia de hacer una red demostró un crecimiento tremendo en el vocabulario y los conceptos que se habían aprendido. También estimuló más discusiones y conversaciones entre los niños. Seguían volviendo a la red para hacer preguntas y mostrarles sus trabajos a otras personas.

Exploración de un cochecito para bebés (23 de febrero de 2007)

El 23 de febrero los niños tuvieron la oportunidad de explorar un cochecito real. Conversaron sobre las varias características y dispositivos del cochecito. Colaboraron en equipo para empujarlo por el salón de clases. Se turnaron poniendo sus muñecas bebas en el asiento del cochecito y empujándolo de acá para allá. Puesto que el grupo era pequeño, con solo nueve niños, cada uno podía tener su propia muñeca. Discutimos la cantidad de las ruedas del cochecito y cómo el asiento de seguridad para el coche podía juntarse al cochecito y separarse de él. A los niños les interesaba especialmente el dosel; querían proteger a sus bebés de la lluvia y la luz del sol (Figuras 16 a 18).

Figura 16

Figura 16. Mary y Blake se reunieron junto al cochecito y discutieron lo que veían.

Figura 17

Figura 17. Jackson ayudó a Ava a empujar el cochecito después de ver que ella pasaba dificultades.Figura 18

Figura 18. Los niños se turnaron colocando sus bebés en el cochecito y empujándolo por el salón de clases.

Tabla de los colores de los ojos (26 de febrero de 2007)

Después de crear la segunda red con los niños, empezamos a discutir los colores de los ojos. Determinamos que este sería un momento oportuno para crear una gráfica con los niños. Para empezar, pedimos que los niños se miraran en un espejo de mano para determinar el color de sus ojos. Los niños entonces escogieron una pegatina azul, verde o marrón y la colocaron en la columna correspondiente. Después de terminar de hacer la tabla de los colores de los ojos de la clase, los niños decidieron entrevistar al personal del centro y crear una tabla de los colores de los ojos del personal (Figuras 19 y 20).

Figura 19

Figura 19. Logan se miró en el espejo para determinar el color de sus ojos.

Figura 20

Figura 20. Soo, nuestra directora ayudante, usó el espejo para ver el color de sus ojos

Pruebas del alimento para bebés (26 de febrero de 2007)

La clase había discutido el alimento para bebés y de qué estaba hecho. Decidimos abrir las jarras de alimento para bebés y hacer una prueba de gustos. Los niños se sirvieron los varios tipos de alimento para bebés y probaron cada tipo. Decidieron rápidamente que preferían el postre a las zanahorias o las judías verdes (Figuras 21 a 23).

Figura 21

Figura 21. Repartimos jarras de alimento para bebés para que todos las miraran durante la prueba de gustos. Figura 22

Figura 22. Los niños se sirvieron los varios tipos de alimento para bebés. Figura 23

Figura 23. Loren llevó su muñeca bebé a la mesa para que esta participara con ella en la prueba de gustos.

La discursante invitada (2 de marzo de 2007)

El 2 de marzo de 2007 Fern Johnston vino a visitar a nuestra clase. Fern cuida a dos niños pequeños en su casa como proveedora de cuidado. Además de querer a los niños, Fern también goza de la costura. Trajo a la clase su máquina de coser y unas telas, y habló a la clase sobre la costura y el cuidado de niños pequeños. La máquina de coser de Fern era bien diferente de la de Darby ya que estaba diseñada para ribetear tela. Tenía cuatro carretes grandes de hilo ubicados encima de la máquina, mientras que la máquina de Darby tenía sólo un carrete muy pequeño. Ambas máquinas tenían pedales para hacer que la máquina empezara y dejara de coser y para controlar la velocidad. Los niños pudieron hacer preguntas y aprender sobre la máquina de coser. Fern también demostró la manera en que se hacen cobijas. Hizo a los niños cobijas para que se las llevaran a casa (Figuras 24 y 25).

Figura 24

Figura 24. Fern Johnston contó a la clase de su máquina de coser especial. Figura 25

Figura 25. Fern usó su máquina de coser para ribetear una cobija.

Fase 3: El gran final

Ya que los niños habían trabajado mucho en el proyecto de los bebés y habían aprendido muchas cosas, pensamos que sería apto que ayudaran a cuidar a una beba real. Para el evento culminante, al 5 de marzo de 2007 por la mañana los niños tuvieron la oportunidad de cuidar a Isabella, beba de 8 meses de edad (Figuras 26 a 32). Isabella es la hija de Darby, y también asiste al Centro Proto-Tykes de Cuidado Infantil. Todos los niños de nuestra clase conocen bien a Isabella, y nos pareció que ella también gozaría de toda la atención especial que recibiría de los niños.

Mientras cuidaban a Isabella, los niños pudieron incluirla en sus actividades diarias. Una de las experiencias más memorables ocurrió cuando Mary estaba pintando en el caballete de pintor. Preguntó: “¿Puede Bella pintar con nosotros?” Le dijimos a Mary que eso estaría bien. Mary entonces empezó a llevar a rastras la silla alta de Isabella hacia el caballete. Con la ayuda de una maestra, ayudó a poner a Isabella en la silla y luego le trajo brochas y una tabla con sujeta-papeles. Después de la experiencia de pintura, los niños intentaron limpiar a la beba con toallitas húmedas. Quedó patente que la niña necesitaría un baño también. Preguntamos a los niños: “¿Piensan que Bella necesita bañarse?” La clase acordó que había llegado el momento de bañarla. Todos se reunieron alrededor del fregadero y se turnaron limpiándole a la niña los brazos y la espalda. Después del baño Delaney, Olivia y Mary ayudaron a ponerle loción y un pañal a Isabella. Esto parecía ser una de las experiencias favoritas de los niños. Cuando los padres llegaron al centro para llevar a sus hijos a casa, los niños empezaron a contarles los eventos relacionados con Isabella. Las expresiones de la cara de Isabella y su lenguaje corporal indicaron que le gustaba estar con los niños mayores.

Figura 26

Figura 26. Delaney le dio a Isabella un besito.

Figura 27

Figura 27. Isabella estaba sentada en la mesa a la hora de la merienda. Figura 28

Figura 28. Mary y Olivia le dieron a Isabella brochas y una tabla con sujeta-papeles. Figura 29

Figura 29. Después de pintar, Isabella necesitaba un baño. Figura 30

Figura 30. Los niños se reunieron alrededor del fregadero mientras bañamos a Isabella.Figura 31

Figura 31. La clase quiso dar un paseo con Isabella. Ayudaron a sacar el cochecito y a ponerle el abrigo. Figura 32

Figura 32. Blain dio de comer a Isabella una cucharada de macarrones y queso durante el almuerzo.

A lo largo del proyecto de los bebés, he llegado a comprender mejor las características singulares de cada niño. Aunque este fue el primer proyecto de nuestra clase, creo que todos hemos ganado un gran caudal de conocimientos. Los niños empezaron a colaborar para formar hipótesis y utilizar sus ideas en su trabajo. No sólo he aprendido sobre el Método de Enseñanza por Proyectos, sino he aprendido que nunca se debe subestimar el conocimiento y las capacidades de los niños. Estos niños han aprendido del valor de crear una red y de tener reuniones de la clase para hablar sobre nuestras ideas. Creo que durante las últimas semanas hemos logrado aprovechar los talentos de cada niño para impulsar el crecimiento de nuestro proyecto.

Por lo general, como maestra, he recibido recompensas increíbles de este proyecto. Al guiar a los niños por esta experiencia y al observarlos ganar conocimientos y desarrollar sus habilidades, he podido aprender maneras nuevas de facilitar la enseñanza. Con el paso del tiempo, a medida que aumentamos la confianza para guiar los proyectos con niños pequeños, creo que no sólo crecerán los niños como individuos, sino que nosotras creceremos como maestras.


Darby Harden

Mediante el trabajo en el proyecto, he aprendido a reflexionar sobre los intereses y los talentos de los niños, quienes me sirvieron de guías durante la experiencia. Me contaron sus pensamientos y sentimientos acerca de los bebés. Me atesoro los momentos de nuestras conversaciones durante las reuniones grupales. Cada vez que hablamos resultó más valiosa que la última. Los compañeros de clase expresaron lo que habían aprendido durante nuestro estudio de los bebés.

A lo largo del proyecto, los niños tuvieron muchas experiencias. Adquirieron conocimientos y desarrollaron habilidades al coser, dibujar planos, hacer experimentos, cuidar a bebés y mostrar empatía. Estoy muy orgullosa de los Pajaritos.


Tasha Verdeyen

Conclusión

Este proyecto comenzó el 12 de febrero de 2007 y se completó el próximo 5 de marzo. Decidimos realizar un proyecto acerca de los bebés a causa del fuerte interés de los niños en los bebés, el cual se percibía mediante las observaciones, las conversaciones y las preguntas de los niños. Ya que habíamos observado continuamente los juegos dramáticos y las conversaciones acerca de los bebés, quedaba patente que este proyecto podría seguir muchos caminos distintos. Cuando escogimos el tema de los bebés, esperamos que los niños fortalecieran su conocimiento de sí mismos y el respeto por otros. A lo largo del proyecto, los niños estudiaron los equipos y materiales necesarios para el cuidado de bebés. Hicieron muñecas nuevas para la clase, construyeron una cuna, hicieron dibujos de observación, crearon redes y pudieron cuidar a una beba real. Al seguir los intereses de los niños y guiarlos por este proyecto, pudimos colaborar verdaderamente como una clase. También descubrimos que muchos de los Parámetros de Aprendizaje Infantil de Illinois podían tratarse mediante el trabajo en proyectos (véase el Apéndice). Este fue el primer proyecto de los niños. Al permitirles utilizar sus ideas para ser inventivos y creativos, vimos que el proyecto no sólo les aumentó la confianza sino que creó también la oportunidad para que los talentos de cada niño contribuyeran de maneras positivas a nuestro proyecto.

Reconocimientos

Quisiéramos agradecerle a nuestro equipo administrativo todo su apoyo y entusiasmo durante nuestro primer proyecto, además de permitirnos la oportunidad de asistir a talleres y sesiones de capacitación para estimularnos las ideas y la creatividad. Sin el apoyo y la confianza de nuestros colegas y los administradores, hubiéramos dudado más al extendernos y experimentar cosas nuevas. Esperamos con anhelo realizar proyectos futuros y encontrar maneras de utilizar ideas innovadoras para mejorar la calidad del cuidado que reciben los niños, y para estrechar la colaboración entre las familias y el personal.

Información de las autoras

Tasha Verdeyen y Darby Harden son maestras principales en una clase para niños de 3 años en el Centro Proto-Tykes de Cuidado Infantil en Sullivan (Illinois).

Darby Harden
Tasha Verdeyen
Proto-Tykes Child Care Center
811 South Hamilton
Sullivan, IL 61951
E-mail: darbylynn19@hotmail.com

Apéndice
Parámetros del Aprendizaje Infantil de Illinois que fueron tratados mediante el presente proyecto

Las bellas artes

El desarrollo social y emocional

La matemática

La ciencia

El desarrollo físico y la salud

Las artes lingüísticas

Las ciencias sociales